Análisis

paco troncoso

90 minutos (dedicado a los jóvenes del xerez cd)

Como dice la canción de India Martínez, '90 minutos no puede durar el amor, pídeme más'. Los jóvenes aficionados del Xerez CD, agrupados en la esquina de la grada, se sitúan juntos desde el primer minuto hasta que el colegiado pita el final, se rompen la garganta con sus cánticos, aliento y apoyo a los jugadores del XCD, que sienten, perciben y se crecen, anteponiendo a su corazón el alma para que les dé alas.

Estos jóvenes aficionados tienen en común un solo objetivo: sacar victorias y que no se vengan abajo si al final llega un empate, o peor aún, una derrota. Siguen y siguen, se termina y siguen hasta que los jugadores se acercan para agradecerles el aliento, el apoyo, la entrega y el sufrimiento. Terminan exhaustos pero llegan a su altura para devolverles, en parte, lo que han sentido durante los 90 minutos y si dura más, no importa, estos aficionados incansables les gritan "pídenos más", que siempre os daremos nuestro más preciado sentimiento plasmado con el corazón.

Es un lujo sentarse y verlos cómo disfrutan y hacen disfrutar a toda la afición. Sin ellos, posiblemente, el XCD no sería lo que es, un equipo respetado y temido por la mayoría de los rivales, porque cuando saltan al terreno de juego, sea donde sea, siempre están ahí. Siempre han creído, creen y siguen creyendo en el XCD, y eso que desde hace algunas temporadas han recibido toda clase de obstáculos que han superado. En el pasado ha habido una mano negra que tiene nombre y apellido y la historia dará la razón del porqué de este agravio con el Xerez CD con sus 70 años de existencia.

Actualmente son cerca de 60 jóvenes llenos de ilusión los que pasean sus banderas con el orgullo de ser del XCD hasta la muerte, sentimiento abierto a la entrega por un escudo, unos colores, un nombre, una historia... Es la fuerza del corazón que llevan dentro, y emocionalmente son capaces de llevar en volandas a su equipo y sacarlo de situaciones poco cómodas y conseguir poner los pelos de punta a los más viejos aficionados, que poco a poco ya van entonando las letras de sus cánticos y muchas veces se les ve aplaudirles por cómo llegan al final de cada partido con la sonrisa de poder demostrar que querer es poder levantar un poquito mas a su XCD.

Este grupo es sano, tiene mucha fuerza, mantiene viva la llama que le da vida al XCD y disfruta de los 90 minutos que dura el amor que sienten. Pídenos más y os lo daremos,

Siempre contigo: gracias, gracias, gracias.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios