KM. 0

Antonio Manuel Porro

Benito Pérez-Barbadillo, próximo homenajeado por la Diáspora

Michi Primo de Rivera, Daniel Maldonado, Benito Pérez-Barbadillo, y Juan Pemán, en la Taberna del Palo Cortado. Michi Primo de Rivera, Daniel Maldonado, Benito Pérez-Barbadillo, y Juan Pemán, en la Taberna del Palo Cortado.

Michi Primo de Rivera, Daniel Maldonado, Benito Pérez-Barbadillo, y Juan Pemán, en la Taberna del Palo Cortado.

Como hace ya más de cuatro décadas, los jerezanos en Madrid nos reuniremos el próximo mes de diciembre para cerrar el año 2019 en torno a nuestra berza navideña, en la cita anual de la asociación andaluza 'Jerezanos de la Diáspora'. En esa cita, siempre aprovechamos para distinguir como socio de honor de la asociación a una persona o institución que, según nuestra humilde opinión, haya destacado por llevar el nombre de nuestra ciudad fuera de sus fronteras.

Según decisión de la junta directiva, este año, el sucesor de nuestro querido 'Festival de Jerez' y que por tanto, recibirá nuestro reconocimiento a finales de este año 2019 será nuestro paisano, el comunicador, relaciones públicas y experto en marketing Benito Pérez-Barbadillo, quien, como dice nuestro presidente, Michi Primo de Rivera, al anunciar su homenaje “si de verdad hay un jerezano en la diáspora ese es Benito que se recorre el mundo entero con Jerez como estandarte”. Y no le falta razón.

Porque ciertamente, es bastante probable que Benito sea el jerezano que más países distintos visite durante el año ya que, desde hace ya más de una década, entre otras ocupaciones, es el jefe de prensa de nuestro deportista más universal y favorito de los españoles, el tenista Rafa Nadal, quien como es notorio, se recorre el mundo entero participando en los torneos de tenis más importantes del globo terráqueo, y Benito es quien siempre está a su lado.

Pero llegar a ese nivel de éxito no ha sido fácil para nuestro protagonista y ha requerido años de mucho sacrificio. Él mismo ha reconocido a Km 0 que, por tradición familiar, estaba predestinado a ejercer la abogacía. Pero desde siempre tuvo claro que la comunicación y relaciones públicas eran su verdadera vocación, y gracias a su determinación, lo logró. Tal y como él mismo cuenta "mi primer trabajo importante fue precisamente en nuestra ciudad, en 1992, como director de comunicación del recién estrenado Circuito de Velocidad", cargo de gran responsabilidad al que accedió, a pesar de su juventud en aquel momento, "porque gracias al esfuerzo de mis padres, desde muy jovencito hablaba perfectamente inglés", habilidad que, unida a su carisma personal y capacidad de trabajo, le han convertido en el profesional de reconocido prestigio que es en la actualidad.

Gracias a la experiencia adquirida en Jerez, especialmente con la ahora extrañada Fórmula 1, fue reclamado por la Asociación de Tenistas Profesionales, ATP, organización responsable del circuito internacional de tenis, y ahí que fue sin pensárselo dos veces.

Años después, tras mucho esfuerzo y dedicación al tenis mundial, decidió que, tal y como les ocurre a todos los emprendedores, había llegado el momento de crear su propio negocio. Y como había hecho anteriormente se atrevió a dar el paso y lo hizo. Así constituyó con sede en Montecarlo – epicentro del tenis mundial- su empresa a la que llamó ‘B1PR’. Gracias a su buen hacer ha llegado a compaginar como clientes a Nadal, Djokovic y Del Potro - la semifinal soñada de cualquier Grand Slam-, convirtiéndose en una referencia internacional en todo lo relativo a la imagen y reputación, no sólo de deportistas de élite, sino también de marcas del mundo entero.

Pero Benito no sólo es un profesional de éxito que ha dado la casualidad de que ha nacido en Jerez. No. Benito, es un jerezano más allá del DNI. Es un jerezano ejerciente que si por algo se ha destacado a lo largo de su trayectoria viajando por el mundo entero ha sido por defender Jerez y el jerez por donde quiera que va. "Yo nací en Jerez, he vivido en El Puerto y mi padre es de Sanlúcar, así que estoy vinculado a las tres ciudades importantes del Marco, por lo que mi amor por el vino de jerez es inevitable".

A cada país que visita, a cada persona que conoce en todos sus viajes, desde una estrella del deporte a un organizador de un torneo, le invita a probar y conocer nuestro vino porque, como él dice, "yo a todo el mundo le digo siempre que soy de la capital del mundo que, para nosotros los jerezanos es Jerez, y su vino su bandera".

Como ha confesado espontáneamente desde París, donde se encuentra acompañando a nuestro Rafa Nadal para conquistar su decimosegunda 'Copa de los Mosqueteros' - "el homenaje de los Jerezanos de la Diáspora me ilusiona casi más que uno de Roland Garros". Toma ya. Con eso está dicho todo.

Después de conocer a quien será próximamente socio de honor de los 'Jerezanos de la Diáspora' estoy seguro de que la decisión de homenajearle ha sido un gran acierto. En estos tiempos en los que el conformismo se ha instalado en nuestra sociedad, es necesario reconocer que solo hay un camino real para el éxito: el del trabajo constante. Y en eso, Benito es un ejemplo absoluto.

Desde muy joven tuvo claro lo que quería para él, y ha luchado desde entonces y, sigue haciéndolo, sin pausa. Es por ello por lo que no puedo más que dar la enhorabuena a Benito e invitarles a todos a que nos acompañen a la próxima reunión de la Diáspora que, como es bien sabido, - a pesar del empeño de algún desinformado -no tiene mayor pretensión que la de hacernos pasar a los que estamos lejos de la tierra prometida un rato de risas, recuerdos y abrazos de amistad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios