Reserva Flamenca

Pepe Marín

Bodas de oro de la Tertulia Flamenca de Ceuta

CORRÍA el año de 1971 cuando un grupo de aficionados ceutíes, capitaneados por Francisco Vallecillo Pecino, dio en materializar una idea acuñada tiempo atrás: el resultado fue el nacimiento de la Tertulia Flamenca de Ceuta la cual, en este 2021 está presta a conmemorar con todos los pronunciamientos sus Bodas de Oro, o lo que es lo mismo los cincuenta años de su fundación. El día 14 de mayo próximo, “El Pele”, Diego del Morao, Andrés de Jerez, Gema “La Cantarota” y su grupo, van a ser los elegidos para materializar con sus respectivos trabajos dicha efeméride.

No fue en 1971, pero tres años después, en 1974, Francisco Vallecillo, Paco para los amigos, me invitó a presentar el que resultó ser uno de los más grandes Festivales Flamencos en los que he tenido la suerte de intervenir; trabajo que, como es lógico llevé a cabo con sumo gusto en el recinto denominado en aquella ocasión Teatro de las Murallas Reales. A tal efecto la organización había cuidado con mimo el montaje de un gran escenario; grande en dimensiones y en exorno, por el que discurrieron durante horas las figuras contratadas al efecto, algunos de cuyos nombres –pocos-, he conseguido retener en la memoria. El cartel lo encabezaba Antonio Mairena, gran amigo de Vallecillo, interviniendo además Manuel de los Santos “Agujetas”, “El Perro de Paterna” y el lebrijano Curro Malena. Por cierto que éste último fue distinguido con un magnífico trofeo como premio a su actuación.

De aquella veraniega noche de 1974 guardo, como profesional, un gran recuerdo con anécdota incluida ya que, al salir al escenario pude observar, no sin sorpresa que, por encima de las dos murallas que daban escolta al escenario, perfectamente armados, estaban situados algunos números de la seguridad. Todo ello tenía una lógica y fácil explicación –esto lo supe después-, ya que días antes había acontecido un extraño suceso próximo al lugar donde se celebraba el acontecimiento flamenco por lo que la vigilancia fue extrema en todo momento. La jornada festivalera-flamenca había dado comienzo en el mediodía con un encuentro entre tertulianos y actuantes en el domicilio social de la entidad organizadora durante el cual no faltó la lógica convivencia regada con un jerez de honor, brindando anticipadamente por el festival. Hubo prodigalidad en el ofrecimiento y el acto convivencial dio como resultando un rotundo éxito gastronómico flamenco.

El día se había presentado con un levantito flamenco desde el momento en que llegamos a Algeciras para tomar el ferry que nos llevaría a Ceuta, ya que el viaje lo hicimos en unión de Antonio Pérez Jiménez “El Perro de Paterna” y su esposa; así mismo yo viajaba con mi esposa, lo que fue una suerte para todos ya que, las dos mujeres empatizaron desde el primer momento y el viaje fue altamente agradable. Finalmente todos coincidimos en el Hotel Ulises, reservado por la organización para los intervinientes en el acontecimiento flamenco.

Al año siguiente me embarqué nuevamente con destino a Ceuta, en dicha ocasión a fin de llevar a cabo la retransmisión del Festival Flamenco para Radio Popular de Jerez. El lugar de la celebración había cambiado, pero no retengo ni éste ni el cartel, salvo el nombre de Antonio Fernández Díaz “Fosforito” con quien y, en unión de Paco Vallecillo dimos forma a una muy interesante tertulia centrada en dos temas concretos: el propio festival y la revista “Flamenco de Ceuta”. El espectáculo flamenco lo presentó –creo recordar-, José Luís Uribarri. Después, en años posteriores y alternos, tuve el placer de volver a Ceuta a fin de presentar su gran acontecimiento flamenco. Por mi vinculación a la tertulia flamenca de Ceuta y a su gran festival flamenco, felicitaciones a tertulianos, actuantes y afición ceutí flamenca en general desde esta jerezana tierra flamenca.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios