La columna

Bernardo Palomo

Estulticias literarias

La verborrea de nuestros políticos en campaña electoral es conocida - y sufrida - por todos. Son tantos los ejemplos surrealistas de lo que dicen estos candidatos que, ya, casi no les echamos cuenta por parecernos absolutamente normal. El otro día, uno de nuestros nuevos aspirantes a dirigentes - curiosamente, no de los más lenguaraces - dio pruebas de esas incongruencias que aparecen en tiempos de pugnas electorales. El tal joven político, en plena dialéctica, tuvo la genial ocurrencia de querer dar fe de su lustre intelectual, manifestando que entre sus intereses literarios estaba la filosofía de Kant; preguntado el candidato por la obra de Kant que más le gustaba, en medio de todas las dudas inimaginables, no tuvo más remedio que reconocer que no había leído nada. Pleno de estulticia en una campaña electoral. Pero para meteduras de pata literarias, la de doña Chabely Iglesias Preysler, a la sazón hija 'ilustrada' de don Julio Iglesias, cantante él y de doña Isabel Preysler, conocida dama multiseparada de señores de la más dispar naturaleza ciudadana - portero de fútbol y cantante, marqués y bodeguero, ministro y economista -. Preguntada la mencionada hija de sus famosos padres por el nuevo acompañante de su señora madre - el genial don Mario Vargas Llosa - dijo que era simpático, agradable, cariñoso... y todo lo bueno que se puede decir de alguien, actualmente, tan cercano a su progenitora. Hasta aquí todo normal; lo mejor llegó cuando le preguntaron por la obra de tan gran escritor. Contestó doña Chabely que no había leído nada de él porque ella sólo lo hacía en inglés. ¡Qué pena que Los Cachorros, La Ciudad y los perros, Conversación en la catedral, La guerra del fin del mundo, La tía Julia y el escribidor... sólo la hayamos podido leer los que únicamente usamos la lengua de Cervantes! Ya decía yo que mis torpes escritos se parecen en algo a los del genial escritor de Arequipa. Chabely Iglesias no los puede leer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios