Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

'Love is in the air'

SEÑORAS, señores, anden con cuidado porque, según parece, el amor está en todas partes. Vamos, yo lo tengo hasta de melodía en el móvil -con la canción de John Paul Young Love is in the air- para que, cada vez que alguien me llame, haga más agradable el inicio de la comunicación. Sin sexo, ni edad, ni condición, las parejas de enamorados crecen como las setas en otoño. Fonsi Nieto, tras anunciar que su ruptura con Ariadne Artiles es un hecho -hay quien apunta que incluso llevaban más de un año con sus vínculos sentimentales rotos- está tan libre como el viento y, de hecho, hace unos días ha sido visto en la inauguración de una discoteca de Sevilla junto una chica de la ciudad con la que podría haber mantenido un affaire este mismo verano en Ibiza. Es decir, mientras Ariadne deshojaba la margarita jugando a La Parrala, que sí, que sí, que no, que no, su todavía marido habría estado más entretenido aún de lo que parecía en la isla Pitiusa.

Por lo visto, el piloto conoció a esta atractiva mujer hace algún tiempo y, correíto electrónico por aquí, mensajito de móvil por allá, entre ambos se forjó una amistad que, con la confianza, desembocó en el romance del que, sin testigos fotográficos, doy fe a través del testimonio de amigos comunes que, poco a poco, han ido refiriéndome el hecho. Y aunque algunos de estos confidentes me aseguran que la cosa no ha sido más que un simple roneo estival, otros están empeñados en que la historia podría ir para largo y que ambos están más pillados uno por otro de lo que incluso ellos mismos creen.

Sin caer en el tópico del olor a azahar, estas calles, este cielo del que tan cerca está la Giralda, parece bendecir a los amantes que bajo él pasean. Gentes como la Duquesa de Alba y su novio, Alfonso Díez, con el que, sobre las ocho de la tarde, salió hace un par de días ante la mirada atónita de los reporteros que no salían de su asombro al comprobar cómo Cayetana se enfrenta, a sus más de ochenta años, a todos los que, familia incluida, no aplauden su relación. Genio y figura.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios