Yendo al grano

Víctor Cantero

Un MIR educativo

 Esta es la última ocurrencia del señor Rubalcaba, que al parecer no tiene suficiente tarea con apagar los múltiples fuegos de los 'indignados' desde Interior, pues le queda tiempo para proponer otra idea peregrina. Ya cuando ejerció como ministro de Educación, allá por los años 90, en plena fiebre logsiana tuvo múltiples ocasiones para reformar el sistema de acceso a la función pública docente, ¿y qué hizo? Sólo se le ocurrió suprimir el ilustre Cuerpo de Catedráticos de EEMM y dejarlo en mera condición, error que fue subsanado por los que le siguieron en el cargo. Mire usted, con unos cuentas decenios a las espaldas en el oficio de la tiza, y con total modestia, le indico que eso de copiar el modelo del MIR médico al sistema de selección a la docencia es un error. De entrada ha de observar su señoría que en este país, al contrario que en los del norte de Europa, lo de ser enseñante ya hace muchos años que dejó de ser una profesión de prestigio, y todo gracias al empeño de las sucesivas Administraciones educativas por degradar el oficio y dejar a los que lo ejercemos en la estacada. ¿Se ha dado alguno de sus muchos asesores una vueltecita por algún IES en estos últimos tiempos? ¿Se han percatado quienes le asesoran de la facilidad con que la culpa de todos los males que aquejan a la enseñanza recaen sobre los profesores? ¿Para cuándo la aprobación definitiva del Estatuto de la Función docente? ¿Para cuándo una efectiva homologación retributiva de los funcionarios docentes no universitarios con el resto de funcionarios con misma titulación y categoría administrativa? Menos fuegos de artificio y más pisar la tierra, los males de la enseñanza se arreglan con coraje y decisión política de acabar con ellos. Se establezca el sistema de selección que se quiera, este jamás garantizará la selección de los mejores. ¿Mejores para qué? Hace años que lo de ejercer como docente dejó de ser el sueño de muchos licenciados y graduados. Cualquiera que se asome a los sistemas de selección de candidatos que se aplican en otros países de la UE sabe que lo que primero funciona en ellos es el respeto y la consideración social hacia quienes trabajan en la escuela. Edifiquemos la casa por los cimientos, que ya habrá tiempo de llegar al tejado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios