Desde el Areópago

MIGUEL ÁNGEL / MONTERO JORDI / /

Pesebre vacío

ESTAS fechas que se aproximan, son momentos para muchas personas de gran alegría en amistad y familia, y para otras muchas personas son momentos de nostalgia, tristeza o vacío personal…. Creo sinceramente que todos tenemos rinconcitos de nuestra vida que se encuentran vacíos de esa persona que ya no está, de proyectos e ilusiones que han volado o se han frustrado, problemas cotidianos que nos hacen sentir tristes y vacíos… La vida está llena de esos vacíos, e invito a que cada uno de nosotros le ponga su nombre particular en este momento que lees estas líneas… A todas estas circunstancias es lo que quiero denominar como el "Pesebre vacío". Si nos fijamos en la tradición Belenística, nos daremos cuenta que en muchos Belenes se deja el Pesebre vacío sin el Niño Jesús, el cual se coloca en el día de Navidad. ¡Qué gesto con tanto significado¡. Precisamente en un pesebre, que no es más que el recipiente poco higiénico, frío e inhóspito donde come el ganado y los animales del campo, es el lugar donde el Dios alegre que nos ama quiso nacer y mostrarse a todos nosotros. Si te sientes triste y apesadumbrado porque el pesebre de tu vida, tu mente o tu corazón están vacíos e inhóspitos, yo quiero traerte hoy la buena noticia de que este Niño Jesús está deseando poner su alegría y amor recostándose sin miedo, ni escándalo en ese pesebre vacío de tu vida. Es tiempo de preparar los Belenes de nuestras casas… pero… ¿Quieres que te diga la verdad?... no hay Belén, ni pesebre que más le guste al Niño Jesús nacer, que el de tu corazón... preséntate ante el Niño Jesús sin miedo con tu pesebre vació y muchas veces desaliñado... y verás como la oscuridad se convierte en luz, el frío en calor, el caos en orden, y el vacío en compañía… ¿Preparamos ese pesebre YA?...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios