DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

Pluses por trabajar (bien)

Está bien que nos resituemos. No hay medidas sin política e ideología detrás. La derecha y la izquierda no es ninguna invención

No puede ser que los mejores cobren igual que los peores". Pablo Casado ya ha puesto en el foco electoral una profunda reforma de la Administración que conecta con la experiencia de gobierno del PP en comunidades como Madrid y con las medidas del nuevo Ejecutivo que empiezan a esbozarse en Andalucía.

El plan de choque contra las listas de espera que el consejero Aguirre apuntó la semana pasada deja poco margen a la interpretación. Paso 1 del cambio: demostrar con cifras -aunque sea con el rigor de cambiar los criterios de cómputo- que la realidad de la sanidad pública andaluza es un desastre. No por los profesionales -hacen bien en no torpedear la plantilla pública en precampaña- sino por los gestores, por el "cortijo" de 40 años del PSOE que el 2-D tan bien funcionó.

Paso 2 del cambio: llega el equipo salvador de Juanma Moreno y pone solución al problema. Plan de choque con una importante inversión -el grueso dirigido a la concertada- y con una (oportuna) contratación en el SAS. Si no funciona, se "externaliza".

Sin hacer nada, dentro de un año, simplemente con volver a contar los pacientes con los anteriores criterios, los que exige el decreto nacional y están vigentes en prácticamente todas las comunidades, ya podrían ponerse una medalla... De entrada, confiemos en que no habrá trampas, en que hay margen de mejora en la gestión sanitaria y, en todo caso, siempre estará la maldita hemeroteca cumpliendo su papel fiscalizador.

Sobre los "pluses" a los funcionarios que plantea el PP para mejorar el servicio y premiar a los "buenos", recuerdan los sindicatos que incorporar la "evaluación por desempeño" no es nada nuevo, que se hizo hace 12 años con ZP pero nunca se llegó a regular, y advierten de que sólo es viable con "dinero" y con criterios estrictamente "medibles y despolitizados". Cobrar un plus por trabajar (mejor) suena bien. Ambicioso y valiente. ¿Pero se puede hacer? ¿Sin caer en el servilismo, el corporativismo y el amiguismo?

Médicos y profesores son, en la práctica, el colectivo objetivo del plan y la "libertad de elección" en colegios y hospitales, el principio de fondo. De hecho, en Andalucía, tanto el PP como Cs lo llevaban en sus programas y lo situaron entre los puntos clave de su pacto de gobierno. Está bien que nos resituemos. Que apartemos la niebla electoral y entendamos que no hay medidas sin ideología detrás. Que, aunque el nuevo tablero y estrategias partidistas nos confundan, la derecha y la izquierda no es ninguna invención. Y que una cosa es prometer y otra cumplir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios