DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Polítca de altura universitaria

Hasta bibliotecas en busca de tesis doctorales llena la irrupción de la universidad en la nueva política española

Ascendemos de categoría. Antes los escándalos de corrupción tenían que ver con ladrillos, fondos reservados, despachos de influencia, dobles contabilidades, fondos de reptiles, mordidas a cambio de concesiones, tipos con camisa desabrochada y cadenas de oro o con abrigos caros y brillantina. Ahora tienen que ver con universidades, másteres y tesis doctorales. Es un avance. La universidad ha entrado por fin en la vida política española. Los másteres de Cifuentes, Casado y Montón o la tesis doctoral de Sánchez se han erigido en protagonistas de la vida política. ¡Qué nivel! Gaudeamus igitur. Vivat Academia, vivant profesores. Alma mater floreat.

Nunca la universidad fue tan determinante para las carreras de los políticos. Que se lo pregunten a Cifuentes y Montón. O a Casado que además de la losa de su máster está en la picota del cachondeo por haber confundido a Maura con Alcalá Zamora al citar una réplica a Cambó. Injusto: por lo menos conocía sus nombres. Hagan una encuesta en su entorno -sobre todo entre los más jóvenes- a ver quien conoce y ubica a Maura, Alcalá Zamora y Cambó. Pero el nivel de la nueva política es tan alto que ha dejado atrás la ordinariez de echarse a la cara los Gürtel o los ERE para utilizar como armas ofensivas los másteres, las tesis doctorales y las citas correctas de los protagonistas de nuestra historia.

Tras el hitchcockiano martes con apoyo de Sánchez a Montón al mediodía ("la ministra está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo. He sido bastante claro"), revelación del plagio por la tarde y dimisión por la noche, vino el explosivo miércoles en el que, además del rifirrafe académico parlamentario, empezaba a circular por las redes que Sánchez plagió su tesis doctoral. ¡Lo que faltaba! Cuando Rivera le conminó a que la hiciera pública le respondió muy enfadado que está colgada en la base de datos Teseo. Pero allí sólo figura un resumen de cinco líneas. Inmediatamente Sánchez amenazó con acciones legales contra los medios que le acusen de plagio. Ya se verá. Hasta hoy que se colgará en internet, la única copia de la tesis que se podía consultar estaba en la biblioteca de la universidad privada -¡privada!- Camilo José Cela, en Villanueva de la Cañada, a 30 kilómetros de Madrid. Había cola para consultarla y la biblioteca tuvo que ampliar su horario. ¿Ven lo que les decía? Hasta bibliotecas llena la irrupción de la universidad en la nueva política española.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios