A rienda suelta

Carlos Piedras / / Cpiedras@diariodejerez.com

"¿Qué tal con el agua, hijo?"

ME llama mi madre el sábado por la tarde preocupada desde Madrid. "¿Qué tal con el agua, hijo?", me dice, y le contesto que bueno, que no está tan rica como la de Madrid, pero que se bebe bien. Mi madre, que va sabiendo cómo soy, me dedica medio en broma medio en serio un adjetivo irreproducible en estas páginas e inmediatamente después escucho que es reconvenida por mi sobrino de tres años, "que esas cosas no se dicen, abuela". "Es que en Jerez estáis todo el día en la tele", insiste mi madre. "Bueno, no será para tanto", le respondo, pero insiste con lo de Ana Torroja, Jesulín, la duquesa de Alba y El Juli. "¿El Juli? ¿Qué le pasa a El Juli?", le contesto, después de hacerme una idea de a qué se refiere con el resto. "Pues la boda, hijo. ¡Vaya periodista!", me suelta. "Claro mamá", le digo. Buff, el tiempo. Prefiero quedar como 'doble palabra irreproducible' que decirle que ha pasado más de un año.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios