fotogalería

La alcaldesa mantiene la vía del diálogo

A pesar de que numerosos trabajadores municipales bloquearon ayer todos los accesos al Ayuntamiento, dentro de una protesta convocada por CGT que se prolongó durante toda la jornada laboral, la alcaldesa, María José García-Pelayo, se mostró comprensiva con las protestas e incluso no dudó en acercarse a hablar con un grupo de empleados concentrados en el acceso trasero al Ayuntamiento. La dirigente popular dijo comprender su preocupación y aseguró que debía "dar la cara", si bien reiteró una vez más que es necesario absolutamente tomar medidas para "una solución definitiva" a los males económicos municipales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios