La Crestería

Manuel Sotelino

Crédito Cofrade

QUE nadie se frote las manos. No va esta columna del domingo dedicada al porcentaje de crédito que puedan tener las cofradías y las personas que las componen. No me corresponde pontificar ni calificar. Para ello ya tenemos cada vez más bufones que nos alegran el día desde el burladero de un perfil anónimo en las redes sociales para poner a todos a caldo. Por cierto, perfiles donde hay un cofrade detrás de él y que da la dimensión del ‘crédito’ de muchos de los que forman estas nobles instituciones. Paso página.

Viene esta columna como consecuencia de dos apuntes que he entresacado de la actualidad cofrade. Por un lado, los hermanos de las Tres Caídas, para poder mantener en pie su magnífico templo de San Lucas, han tenido que acudir al banco con el fin de hacer frente a unas profundas reformas que devolverán el esplendor a esta iglesia.

Por otro lado, en la hermandad del Prendimiento, hace tan sólo unos días, se ha enviado a sus hermanos una misiva en la que se les llama a la asistencia de un cabildo extraordinario para debatir y aprobar, si lo creen oportuno, la restauración de una de las joyas que tiene nuestra Semana Santa y que no es otra que el paso de palio de Nuestra Señora del Desamparo.

Atrás quedaron aquellos señoritos que también abandonaron las cofradías. Eran los ponedores de muchas de ellas que gracias a su desembolso pudieron llevar a cabo proyectos como la joya del palio de la hermandad de Santiago. Ahora se trata de buscar al banco de turno para que ofrezca una línea de financiación.

La única diferencia entre aquellos potentados y las actuales prestamistas es que a aquellos Dios y la Santísima Virgen se los pagó a buen seguro con creces. La banca, en cambio, siempre gana. Y habrá que devolver hasta el último céntimo prestado con sus correspondientes intereses. Por cierto que las hermandades son las mejores pagadoras. Pues podrán estar más o menos en la picota. Sin embargo, no se sabe de ningún préstamo que haya quedado colgado en entidad financiera alguna. Al menos que se sepa.

Etiquetas

, ,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios