La Crestería

Manuel Sotelino

Mi Rocío particular

POR esos designios de Dios, que siempre escribe derecho en renglones torcidos, llegué a la aldea del Rocío. Siempre recuerdo a mi hermano Marco Antonio Gómez comentarme que yo tenía madera de rociero. Y yo, cabezota, nunca fui a disfrutar de esos momentos con la Virgen.

Derecho en renglones torcidos porque finalmente, mi llegada a este periódico —de manera súbita—, provocó mi primera peregrinación. Mi misión era escribir de aquello de lo que viera. “Tus ojos son los de un niño, así que cuéntanos cada día tus experiencias”, me decían los que me enviaban a una misión en la que podíamos fracasar. Aquel fue el último año de los ‘Juanes’ comandando el volante del Diario. Y el recuerdo a quien nos dejaba un año más tarde, Juan Maraver.

No debí hacerlo tan mal cuando al año siguiente me volvieron a enviar. Poco a poco he ido tomándole el pulso a esta gran manifestación mariana que tiene lugar en unos de los parajes más bellos de Andalucía. Su idiosincrasia y su forma de entender la religiosidad unida a la fiesta y a la convivencia. Aprendí de mis fotógrafos: Manuel Aranda y Manolo Pascual. Y el pasado año la participación de Miguel Ángel González que disfrutó como un niño entre parajes y luces maravillosas.

Porque a nuestra manera también formamos parte de este sentimiento rociero

Y también llevado de la mano de Juan Alfonso Romero. Rociero de pura cepa. Y sobre todo coautor de muchas vivencias en el Rocío. Siempre se nos olvida coger la medalla, pero no es necesario. Porque a nuestra manera también formamos parte de este sentimiento rociero. Este año no hubo crónicas ni aperitivo en el Coto de Doñana. Pero desde esta columna excesivamente personal —prometo no repetir porque los informadores no somos protagonistas de nada—, alzo hoy la voz para decirle a mis compañeros de vivencias rocieras que nos quiten lo bailado. Y, ante todo y sobre todo, que ¡viva la Virgen del Rocío!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios