Un conflicto fuera de cauce

El desacuerdo por el convenio del metal en Cádiz nunca debió saltar a la calle y sólo podrá resolverse en la mesa de negociación, no con actos violentos.