Lo urgente es cobrar

Los ayuntamientos venían cobrando un impuesto calculado de modo arbitrario, cuando no abusivo, y el Gobierno se da toda la prisa en solucionarles este problema.