Provincia

Garat Caramé asume uno de los cargos más "demandantes" de la Armada

  • El nuevo Almirante de la Flota toma posesión en un acto presidido por el Ajema y con el "referente siempre seguro" de su antecesor

Tres 'Harrier' pasan por encima del Almirante de la Flota (ya con el bastón de mando), el Ajema y otras autoridades. Tres 'Harrier' pasan por encima del Almirante de la Flota (ya con el bastón de mando), el Ajema y otras autoridades.

Tres 'Harrier' pasan por encima del Almirante de la Flota (ya con el bastón de mando), el Ajema y otras autoridades. / fotos: fito carreto

Manuel Garat Caramé tomó ayer posesión de uno de los cargos "más relevantes y demandantes de la Armada", el de Almirante de la Flota. Así lo aseveró en sus palabras el Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema), Teodoro López Calderón, que presidió el acto celebrado en la cubierta de vuelo del buque Juan Carlos I, atracado en la Base naval de Rota.

En un acto sencillo y marcado por las altas temperaturas, Garat Caramé recibió el bastón de mando de manos del Ajema, después de un "intenso trabajo bajo sus órdenes directas", ya que hasta ahora era segundo jefe del Estado Mayor de la Armada. Tras jurar su cargo, Garat Caramé manifestó que tendrá total dedicación para que la Flota "disponga de las capacidades navales que la situación actual nos demanda" y para lograr la "máxima eficiencia sin malgastar esfuerzos en inútiles empeños".

"Hay que buscar nuevas herramientas para que las dotaciones sigan operando en la mar""Tras años difíciles, el horizonte empieza a despejarse con proyectos ya en marcha"

A partir de ahora, tendrá bajo su mando a unos 12.000 hombres y mujeres que conforman sus unidades. A los comandantes de estas unidades les recordó que se enfrentan a una época de "grandes y profundos cambios", tanto en la geopolítica mundial como en el ciberespacio. "Hemos de prepararnos para comprender esos entornos y buscar y encontrar nuevas herramientas para que nuestras dotaciones puedan seguir operando en la mar", apuntó. Y todo ello pese a la exigente legislación o las restricciones económicas, explicó.

Pero además, Garat se refirió a que no todo es tecnología y que confía en su capacidad de mando y en su "honradez, constancia y sacrificio". Habló de una "labor constante y callada" para mantener "nuestro indiscutido prestigio", y recordó que "somos herederos de una estirpe legendaria".

Para todo ello, el nuevo Alflot mirará a un "referente siempre seguro", su antecesor en el cargo, el almirante Juan Rodríguez Garat. Con él, comentó, ha compartido "niñez, juventud y carrera" y lo ha relevado como comandante de la 31º Escuadrilla de Escoltas y de la Fuerza de Acción Naval. También agradeció al Ajema la confianza puesta en él, sabiendo a su vez de la importancia que le da al puesto de Almirante de la Flota.

De hecho, López Calderón dijo que este cargo es uno de los "más relevantes y demandantes de la Armada" y que la Flota queda "en las mejores manos posibles", seguro de que el ya nuevo Alflot "no defraudará" a estos 12.000 hombres y mujeres.

El Ajema manifestó que tras "años difíciles, el horizonte empieza a despejarse", poniendo de ejemplo algunos proyectoS en marcha, como los submarinos S-80 o los nuevos vehículos de asalto anfibio para la Infantería de Marina.

A la ceremonia de toma de posesión acudieron numerosas autoridades civiles y militares, como el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis; la consejera de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar; los alcaldes de Rota y El Puerto, Javier Ruiz Arana y David de la Encina, respectivamente; el presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel Estrella; o el comandante de las Actividades Navales de EEUU en España, Michael D. Macnicholl, entre otros.

El himno de la Armada y la pasada de tres aviones Harrier, de la Novena Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves pusieron punto y final al acto en la cubierta del buque insignia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios