Puerto de Algeciras

Capturan una serpiente venenosa en el patio de contenedores del Puerto de Algeciras

  • Una patrulla del Seprona de la Guardia Civil traslada al reptil al Zoo de Castellar

  • El reptil, una cobra escupidora de cuello negro, mide algo más de 1,5 metros y fue descubierto por unos portuarios en la noche del martes

El hallazgo de una serpiente de grandes dimensiones forzó anoche el cierre de parte del patio de contenedores de la terminal de APM Terminals del Puerto de Algeciras. El reptil, identificado provisionalmente como una cobra escupidora de cuello negro, especie venenosa, ha sido capturado al mediodía del miércoles por una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. 

El animal, con una longitud aproximada de un metro y medio, fue visto por un grupo de trabajadores portuarios sobre las 21:25 del martes en la zona 8B de la explanada, que quedó confinada y con el acceso prohibido a la espera de la retirada del animal. Todo apunta a que el animal llegó al Puerto adosado a un contenedor de mercancías. 

La aparición de la cobra generó una importante curiosidad entre los trabajadores, que alertaron rápidamente a los responsables de la terminal. 

Fuentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras explicaron que una patrulla del Seprona se encargó durante la mañana de capturar el animal. Una vez asegurada, fue llevada al Zoo de Castellar, donde un biólogo efectúo la primera aproximación sobre la especie. Todo apunta a que se trata de una cobra escupidora de cuello negro, animal oriundo del África subsahariana

El tráfico internacional de mercancías por vía marítima provoca episodios de fauna que viaja a miles de kilómetros como “polizones”. El ejemplo más claro se encuentra en las especies marítimas de las aguas de lastre. Si bien la captación de agua marina y su liberación están reguladas por tratados internacionales, se producen intercambios de especies, principalmente algas. 

Recientemente, un contenedor llegó al Puerto de Algeciras plagado con arañas. En este caso el transporte tuvo que ser aislado y fumigado por precaución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios