Provincia

Dos portuarios de Algeciras, detenidos por vender falsos empleos en la estiba

  • La Policía cuenta con testimonios de 15 víctimas de los arrestados, un padre y un hijo que supuestamente estafaron unos 150.000 euros

Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras. Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras.

Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras. / erasmo fenoy

Comentarios 1

La Policía Nacional de Algeciras detuvo ayer a dos estibadores acusados estafar al menos a quince personas a las que le ofrecieron -a cambio de dinero- un puesto de trabajo en la estiba al que nunca accedían. Los agentes entienden que la supuesta estafa puede elevarse a los 150.000 euros.

Los detenidos son un padre y un hijo, ambos trabajadores de la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) del Puerto Bahía de Algeciras, pero que no pertenecen al Comité de Empresa. Eso sí, a sus víctimas las engañaban afirmando que tenían contactos suficientes como para conseguirles el trabajo cuando se abriera la bolsa.

Los acusados pedían hasta 30.000 euros por un puesto en la Sagep que nunca llegaba

La Policía Nacional cuenta por ahora con el testimonio de 15 declarantes que han señalado a los dos detenidos como autores de la estafa. Según fuentes cercanas a la investigación, llegaban a pedir 30.000 euros a las personas que querían acceder a un puesto de trabajo en la estiba, con las que contactaban a través de amistades o familiares. Algunas de estas personas llegaron a efectuar en parte o en su totalidad los pagos y luego, cuando se abría la bolsa de trabajo, comprobaban que habían sido estafados al no obtener el puesto.

La Policía Nacional de Algeciras inició las investigaciones -con apoyo de la Fiscalía- tras conocer de estas ofertas a través de varias páginas webs de la ciudad. La mayoría de ellos aparecían en comentarios de noticias que pusieron en estado de alerta a los agentes. Las indagaciones recibieron un notable impulso cuando empezaron a aparecer víctimas del delito, que llegaron a aportar incluso documentación al respecto. Y es que, en algunos casos, los dos detenidos llegaron a firmar una suerte de contrato por el que se comprometían a facilitar el puesto en la estiba a cambio de determinada cantidad económica.

Después de las dos detenciones efectuadas ayer, la Policía Nacional algecireña continúa con las investigaciones en dos grandes frentes. Por un lado, para encontrar nuevas víctimas del padre y el hijo. Por otro, para encontrar otros casos, de los que tiene indicios, con un modus operandi parecido y con idéntico resultado. Los policías está convencidos de que el de ayer no es el único caso en el entorno de la estiba.

Las empresas estibadoras que operan en Algeciras y los sindicatos acordaron el pasado mes de marzo la creación de una nueva bolsa de empleo de personal eventual para complementar a los trabajadores fijos de la Sagep. Estuvo formada por 460 personas. Algunos de los declarantes cuyos testimonios respaldan la investigación de la Policía Nacional comenzaron a pagar en 2015 y 2016, dos o tres años antes de que esto sucediera.

La existencia de la supuesta trama de estafa pone por primera vez de manifiesto el debate soterrado que existe desde hace años en la ciudad en torno a la selección del personal para la estiba. Sobre esta actividad pesan acusaciones de supuesto nepotismo a la hora de incorporar a nuevo personal o la venta de puestos de trabajo al margen de los procesos de selección. Las dos detenciones revelan además que, fuera del ámbito portuario, en el Campo de Gibraltar y muy especialmente en Algeciras hay personas dispuestas a "comprar" un empleo en la estiba, pese a que para ello tengan que desembolsar fuertes sumas de dinero a cambio de ser admitido como estibador portuario y del riesgo de resultar estafado.

Según fuentes cercanas a la investigación, la Policía Nacional se encontró ayer, a la hora de efectuar las investigaciones, con un obstáculo inesperado: la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Algeciras, Belén Barranco Arévalo, negó la petición de mandamiento de entrada y registro para cumplir con las detenciones y buscar nuevas pruebas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios