Provincia

La presencia de un mono en los tejados de La Atunara causa revuelo en el barrio

  • Tras varios intentos por atraparlo, un vecino consigue rescatarlo con una sábana

El mono, en una cornisa de los pisos de caracol de La Atunara. El mono, en una cornisa de los pisos de caracol de La Atunara.

El mono, en una cornisa de los pisos de caracol de La Atunara. / d.c..

La presencia de un mono en los tejados de los conocidos como pisos de caracol, en el tramo de la avenida Menéndez Pelayo del barrio de La Atunara, en La Línea, causó bastante revuelo durante la tarde de ayer. Tras varios intentos por parte de algunos vecinos, de agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil y de incluso un veterinario que acudió con un rifle de dardos tranquilizantes, fue uno de los residentes el que finalmente atrapó al macaco con la ayuda de una sábana.

En un principio los vecinos de la barriada pensaban que se trataba de un mono de Gibraltar, pero el hecho de que tuviera un collar y una cadena confirmó que se había escapado de una vivienda de la zona.

El mono trepó por varios tejados y se mostró muy esquivo y algo agresivo cuando alguien intentaba atraparlo. Alertados por los vecinos, acudieron al lugar agentes de la Policía Local y del Seprona de la Guardia Civil.

También se desplazaron hasta el lugar miembros de la protectora Prodean, que explicaron que el animal se mostraba desconfiado cuando se intentaba desplegar una escalera para poder cogerlo. Desde la protectora también lamentaron que haya animales de este tipo viviendo en casas particulares y amarrados con una correa.

También se dio aviso a un veterinario para que, con un rifle con dardos tranquilizantes, intentara apaciguarlo para poder capturarlo. Los intentos para capturarlo no dieron fruto hasta que un vecino subió al tejado en el que se encontraba en ese momento y, ayudado por una sábana, logró hacerse con él tras varias horas de huida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios