Provincia

De zona degradada a gran paseo fluvial

  • Comienzan a culminarse los trámites administrativos para la recuperación urbana de la margen derecha del río · La primera actuación será la reurbanización de un tramo de Bajamar

"El actual estado de degradación del espacio público, tanto en su configuración, uso, supeditado al automóvil o calidades, debe ser reconducido hacia la implantación de un parque lineal desde el Club Náutico hasta Pozos Dulces, con un uso preferente para el peatón". Esta declaración resume el objetivo final de todos los proyectos que se barajan en torno a la margen derecha del río. La frase viene recogida en el estudio de detalle 'Paseo Guadalete', un documento que ordena urbanísticamente el frente ribereño de la ciudad y que fue aprobado por la Junta de Gobierno Local el pasado 22 de enero.

Son varias las actuaciones y tramitaciones administrativas que ya están puestas en marcha para lograr ese objetivo, la creación de un verdadero paseo fluvial en la Ribera del Río y avenida de Bajamar. Así, ya está aprobado el estudio de detalle que va en consonancia con el Plan Especial de Puertos, instrumento que ordena todos los espacios portuarios de la ciudad y que también está en fase de aprobación.

Este proyecto se irá ejecutando por fases. En breve, se iniciará la reordenación de la avenida de Bajamar. El estudio de detalle del Paseo Guadalete expresa que se debe reservar una gran franja de uso exclusivo para el peatón. En esta línea, el Ayuntamiento ya cuenta con un proyecto de reordenación del tramo de avenida de Bajamar comprendido entre la plaza de Las Galeras y los bloques de Pescadería. Será una de las obras más importantes que se ejecuten con los fondos que ha dado el Gobierno central a las administraciones locales para hacer frente a la crisis. Según los plazos iniciales, se prevé que esta actuación pueda estar lista a finales de este año.

La reurbanización de este tramo de Bajamar supondrá la desaparición de parte del aparcamiento en superficie que hay en la actualidad. La intención es que desaparezcan todos en favor de otros subterráneos que se irán construyendo a lo largo de los próximos años. De hecho, está en proceso de adjudicación el proyectado en Pozos Dulces, que se prevé que pueda estar en funcionamiento en unos dos años.

El estudio de detalle incide también en la necesidad de restringir el tráfico de vehículos de forma progresiva en el eje comprendido entre Pozos Dulces y la avenida de Bajamar. Según los técnicos municipales, y en base a lo dicho ya por los estudios previos realizados, hay que evitar que esta zona siga siendo una "ronda" de conexión entre el norte y sur de la ciudad. Así, habituales puntos de acceso al centro como Pozos Dulces o el cruce de Valdés con Bajamar quedarían para uso exclusivo de residentes y transporte público. Es más, se proyectaría otro aparcamiento subterráneo en esta zona que serviría también para atender a los clientes de los servicios de transporte marítimo.

Por otro lado, la reordenación de la margen derecha también prevé la ampliación del Parque Calderón hacia el actual aparcamiento en superficie, que también desaparecerá. El estudio de detalle también plantea la demolición de algunas edificaciones incluidas en este ámbito de actuación. Concretamente se habla del varadero de Bajamar, de la Casa del Mar y de la pista deportiva anexa así como de algunos de los negocios de restauración y venta del Parque Calderón. Asimismo propone que la antigua lonja, que alberga actualmente una tienda y un bar, se dedique a tareas relacionadas con el transporte marítimo, aunque se mantengan la actividad de ocio y restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios