Sociedad

Un hombre que podría ser inocente fue ejecutado en Texas en 2004

  • Todd Willingham fue acusado de provocar el incendio en el que murieron sus tres hijas

Todd Willingham, ejecutado en 2004 en Texas acusado de provocar un incendio en el que murieron sus tres hijas, podría ser inocente: una conmoción en Estados Unidos que da más fuerza a la causa de los abolicionistas de la pena de muerte. Willingham tenía 23 años cuando sus tres hijas fallecieron en el incendio de la casa familiar y 24 cuando fue condenado por provocarlo.

Aunque la inocencia del fallecido aún debe ser establecida oficialmente por la comisión, su caso ilustra "el mayor dilema de nuestro país sobre la pena de muerte: ¿estamos dispuestos a mantener este sistema sabiendo que inocentes van a ser ejecutados?", explicó Rick Halperin, presidente de una asociación de Texas contra la pena de muerte.

Willingham fue condenado en 1992 en base a un informe elaborado por expertos locales que trabajaron en el lugar del drama. Pero en un informe remitido en agosto a la comisión de ética de Texas, un reconocido especialista en escenarios de incendios concluye, al igual que lo hiciesen en 2004 y 2006 otros dos especialistas, que el incendio fue accidental. Todos afirman que el peritaje de entonces se basa sobre "un cúmulo de creencias personales, que no tienen nada que ver con una investigación científica de escenas de incendios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios