Fúrbol | Tercera División

Navarro Montoya y Cámara, cara y cruz en la portería del Xerez CD

  • El guardameta argentino debuta con nota frente al Ceuta en el segundo tiempo por la lesión de su compañero y será titular en Conil

  • Ezequiel asegura que "fue un estreno hermoso por el resultado" y Juanma lamenta: "No tengo suerte, en la primera parte tenía problemas pero quería seguir"

Montoya se dispone a sacar de puerta el domingo en La Granja. Montoya se dispone a sacar de puerta el domingo en La Granja.

Montoya se dispone a sacar de puerta el domingo en La Granja. / Eduardo Rabaneda/Xerez CD

Cara y cruz en la portería del Xerez CD en la cita del pasado domingo frente al Ceuta (2-0) en La Granja. Juanma Cámara, titular desde la marcha de Miguel Guerero por motivos laborales, estaba realizando una excelente actuación ante los caballas pero la lesión en el tobillo derecho que arrastra desde hace semanas le jugó una mala pasada.

El granadino tuvo que dejar su puesto a su compañero Ezequiel Navarro Montoya, que esperaba su oportunidad en el banquillo y que no había debutado desde que fue presentado hace tres semanas. Entró sin calentar y sin tiempo para nada realizó varias intervenciones que salvaron a su equipo del empate.

El argentino se muestra "muy contento. El debut fue especial por todo lo que rodeó al partido. Fue hermoso por el resultado y por cómo luchó el equipo".

Sobre su actuación, detalla que "Juanma estaba genial, con paradas de mérito, y tuvo que salir por una lesión lamentablemente. Me tocó entrar y gracias a Dios pude responder cómo todo el equipo, que hizo un gran partido. Tanto los que jugamos como los que no jugaron estuvimos bien, cada uno contribuyó de la manera que pudo".

El encuentro no fue fácil ni por el rival ni por todos los acontecimientos que se produjeron en La Granja con los insultos racistas y el joven portero vivió una situación "complicada por un tema así. No perdimos la concentración durante ese cuarto de hora y fue clave. El equipo tenía muchas ganas porque queremos salir adelante y lo normal es que psicológicamente ese tipo de cosas afectan".

Como guardameta analiza el gol de su compañero Borja desde el centro del campo y resalta: "Fue más mérito de Borja que error del portero, creo que estaba bien colocado, es que fue un golazo, el golpeo fue espectacular, hay que darle la enhorabuena a él".

Lleva ya casi un mes en el Xerez CD y cree que el equipo "va a más. Hemos mejorado emocionalmente, no estábamos en nuestro mejor momento y eso nos está haciendo crecer, creo que hay calidad para salir de esta situación. El trabajo y el esfuerzo de todos están dando resultados. Estamos unidos, queremos salir de ahí y lo vamos a conseguir".

Juanma Cámara, en el momento de abandonar el campo lesionado. Juanma Cámara, en el momento de abandonar el campo lesionado.

Juanma Cámara, en el momento de abandonar el campo lesionado. / Eduardo Rabaneda/Xerez CD

Juanma Cámara aterrizó en el Deportivo el pasado verano y siempre estuvo a la sombra de Miguel Guerrero. Cuando el cordobés se marchó, se hizo con la titularidad y realizó un gran esfuerzo físico para jugar, ya que arrastraba problemas de tobillo.

El domingo se volvió a romper y lamenta su mala suerte. "Me costó mucho hacerme con la portería porque llevaba mucho tiempo sin jugar y cuando mejor me encontraba, el tobillo otra vez. Me dio mucha rabia la lesión con el Ceuta, estaba cómodo, nos estaban saliendo las cosas bien y teníamos el partido encarrilado".

Ahora, tendrá que parar un par de semanas. "El esguince en el tobillo derecho me vuelve a dar problemas y me ha afectado al tendón de Aquiles. Ya en la primera parte tenía molestias, especialmente cuando sacaba de volea. Dejé de hacerlo y ya no me dolía tanto. En el descanso, se lo comenté a Ortega y me quisieron cambiar pero no quería salir del campo ni loco".

En la segunda parte, sin embargo, le tuvieron que cambiar. "Salté para recoger un balón y en la caída me golpeé el lateral del pie y empezó a dolerme muchísimo el tobillo, ya no podía seguir. Ahora, llevo muletas y estoy haciendo la rehabilitación en una clínica en Granada. La semana que viene volveré a Jerez y espero poder entrenar ya con mis compañeros".

El final del partido fue tenso y polémico y en el banquillo, el granadino lo vivió "con muchísimos nervios. Cuando marcamos el segundo gol nos volvimos todos locos, fue impresionante, merecíamos un triunfo así y mucho más después de lo que nos pasó contra el Betis. Hicimos un buen partido y no tuvimos suerte con el arbitraje".

Ahora apuesta por "mantener esta línea de juego en Conil, tenemos que salir igual de intensos y con las mismas ganas. La mentalidad nos ha cambiado y vamos a sacar esto adelante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios