Xerez CD-Conil | Crónica Y se hizo la luz... (2-1)

  • El Deportivo logra su primera victoria del curso en casa ante los amarillos con una remontada justa y un Miguel que se luce en la recta final 

Fran Sabaté es felicitado por sus compañeros tras anotar el gol del empate. Fran Sabaté es felicitado por sus compañeros tras anotar el gol del empate.

Fran Sabaté es felicitado por sus compañeros tras anotar el gol del empate. / Miguel Ángel González

Paso a paso... El Xerez CD por fin brinda un triunfo a su afición en La Granja con emoción, remontada, buen juego, ocasiones y grandes dosis de sufrimiento. Los azulinos se impusieron por 2-1 al Conil en un encuentro que tuvo de todo y que se les puso cuesta arriba muy pronto. Los azulinos ya suman tres puntos y salen de los puestos de descenso.

Al Deportivo le iba la misma vida en este enfrentamiento. La dinámica en la que había entrado comenzaba a ser peligrosa más por los resultados que por las sensaciones que el equipo desprende y la única opción era ganar o ganar. Lo logró con un gol de Fran Sabaté, que sirvió para nivelar el anotado por Paul y otro de Brian en el inicio de la segunda parte.

Un triunfo totalmente merecido. Y el primero que se lo trabajó fue el cuerpo técnico. Tras la pobre imagen ofrecida en Ceuta (5-0), los xerecistas no podían cometer los mismos errores ni volver a defraudar a una afición que esta temporada está más entregada que nunca a sus jugadores. Las derrotas ante la Lebrijana y el Betis Deportivo ya eran suficientes.

Juan Carlos realizó cambios y se notaron a mejor. Israel le dio consistencia a la línea defensiva y fue de los mejores del partido, Gonzalo estuvo serio en el carril derecho, Ramón Verdú va entrando en la dinámica poco a poco, Fran Sabaté es un seguro en la medular y Borja, a pesar de no marcar, trajo loca a toda la defensa conileña.

El Xerez CD entró intenso al partido y a los cinco minutos, el árbitro no dudó en decretar penalti en una caída de Brian dentro del área. Paul le derribó de forma clara. Fran Sabaté agarró el balón con confianza pero al final dudó, quiso cambiar la dirección del balón y lo lanzó flojo y al centro. El exxerecista Fran lo despejó seguro y el rechace lo mandó al larguero Borja.

El fútbol volvía a ser injusto con un equipo que no merecía tanto castigo. Justo dos minutos después, el Conil se adelantaba en el marcador en su primera llegada al área y a balón parado. Un lanzamiento de esquina bien botado por Mejías lo colocaba de cabeza lejos del alcance de Miguel un Paul totalmente libre de marca. 0-1.

La sombra de una nueva derrota comenzaba a planear sobre La Granja pero la afición no dejó el equipo se hundiera ni los futbolistas estaban dispuestos a bajar los brazos. El Deportivo seguía intentándolo, era muchísimo mejor que su rival pero no lograba ver puerta.

Primero Brian no llegó por poco a un córner botado por Sabaté, luego Fran se lució para despejar un saque de esquina muy cerrado que se envenenó en un lanzamiento de Verdú y más tarde le tocó el turno a Juanjo, que le pegó de cine a un buen balón que le puso Ezequiel.

Mientras, el Conil dejó muda a la grada por segundos en una acción calcada a la del gol en el minuto 26. Paul remató otra vez solo un lanzamiento desde la esquina pero en esta oportunidad su remate se marchó alto.

Los xerecistas apretaron el acelerador y respondieron al zarpazo visitante. Por juego, ocasiones y fe lo merecían. Superada la media hora, Ramón Verdú no pudo rematar un balón franco porque fue desequilibrado de forma clara. La pelota llegó a Ezequiel, que la colgó al área para que Dani Jurado la rematase de forma impecable de cabeza. El testarazo se estrelló en el larguero por dentro, botó en la misma línea y no entró.

De tanto insistir, el gol tenía que llegar. Y llegó. Fran Sabaté logró resarcirse con creces del error en el lanzamiento del penalti. Se sacó un jugadón marca de la casa para empatar el partido. Dejó atrás a dos defensas y superó a Fran. 1-1 (35').

Con el 1-1, todo se veía de otro modo y el dominio local aumentó pero el descanso llegó con un empate que no reflejaba lo realizado por unos y otros sobre el terreno de juego.

El Xerez CD regresó al terreno de juego con las pilas cargadas y la lección aprendida. Los azulinos tenían claro que necesitaban un plus para sumar los tres primeros puntos de la temporada en casa. Dominaba e imponía su criterio.

Las tablas se rompieron pronto. En el minuto 52, Brian remató a la perfección un centro medido, de esos que a la fuerza tienen que terminar dentro, de Ramón Verdú. La alegría se desató dentro y fuera del campo. No era para menos.

Fran Sabaté lo intentó desde la frontal (56') y a Borja, que todo lo hacía con criterio y cada balón que tocaba generaba peligro y ponía en apuros a la zaga amarilla, le faltó acierto a la hora de concretar. Por poco, no pudo rematar de cabeza un centro de Ezequiel (66'), luego un asistente consideró que estaba en fuera de juego cuando encaró solo a Fran (72') y en el 82' no marcó porque no esperaba el fallo de la defensa y le faltó creérselo para macar. 

El Conil no existía pero casi amarga la tarde a los azulinos y hubiese sido cruel e injusto. Para evitarlo apareció la figura de Miguel, que salvó los muebles en dos ocasiones, primero al despejar abajo un lanzamiento de Fran Ureba y luego para desviar un saque de esquina.

El Deportivo, en esta oportunidad, tuvo cabeza y suficiente autoridad como para mandar y terminar el partido con el botín en su casillero. Por fin se hizo la luz...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios