Xerez CD

El aval, un quebradero de cabeza

  • Energy intenta reunir los 400.000 euros que pide la RFEF pero trabaja en una posible reducción e incluso en solicitar una moratoria al haber accedido al club el pasado miércoles

El lunes es la fecha límite para que el Xerez Deportivo deposite en una cuenta de la RFEF el aval de 400.000 euros para inscribir al club en la Segunda División B y los nuevos dueños de la entidad trabajan a contrarreloj para conseguir una cantidad que entienden que es desproporcionada y que están intentando rebajar aunque ya han advertido que en caso de que no fructifiquen sus pretensiones procederían al pago para inscribir al equipo en la categoría de bronce del fútbol español.

 

La Federación Española de Fútbol ha aplicado al Xerez el apartado 'd' del artículo 105 del Reglamento General, que dice lo siguiente: 'Deberán entregar el aval para participar en la competición aquellos clubes que la RFEF determine de forma motivada, cuando las circunstancias excepcionales así lo justifiquen'. 

 

En teoría, al Xerez se le debería haber aplicado el apartado 'b', con un aval de 200.000 euros por haber recibido denuncias por importe superior a los 100.000 euros en algunas de las tres temporadas inmediatamente anteriores. Sin embargo, la Federación entiende que en el caso del Xerez se dan circunstancias especiales para solicitar el doble, 400.000 euros, pese a que el presidente, Ricardo García, defendía días atrás que se trataba de un error. "Estamos trabajando bajo todas las premisas posibles. Nuestra asesoría jurídica ya ha enviado a la Federación toda la documentación porque entendemos que se trata de una cantidad desorbitada, máxime para los tiempos que corren y en un club de Segunda División B. Hemos preguntado a muchos clubes y sólo a nosotros se nos exige esa cantidad".

 

Tampoco hay que descartar que la RFEF estime como circunstancias especiales la mala situación económica de la entidad y que desde varios organismos se venga hablando en los últimos meses de la liquidación de la sociedad anónima. 

 

De este modo, el Xerez está buscando la fórmula legal para intentar ahorrarse una buena cantidad de dinero que podría utilizar para otros gastos, como por ejemplo el pago a los empleados o para tratar de desbloquear el embargo de Hacienda.

 

Con sábado y domingo inhábiles, todos los esfuerzos se centrarán en el próximo lunes. Desde el Xerez no se descarta incluso pedir una nueva moratoria: "Estamos trabajando para obtener todo el dinero y creo que se va a conseguir pero manejamos todas las opciones, desde una rebaja hasta una moratoria. La Federación envió el fax exigiendo el aval de 400.000 euros el día 2, hemos cogido el club el miércoles por la noche y el jueves se hizo el consejo de administración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios