Fútbol | Tercera División

El Cabecense, un rival tan asequible como peligroso para el Xerez DFC

  • Los sevillanos encadenan cuatro jornadas sin perder, las que lleva Rogelio Sánchez, su nuevo técnico, al frente del equipo

Los jugadores del Cabecense celebran en el vestuario uno de sus triunfos. Los jugadores del Cabecense celebran en el vestuario uno de sus triunfos.

Los jugadores del Cabecense celebran en el vestuario uno de sus triunfos.

El Xerez DFC cortó en el San Rafael frente a Los Barrios su dinámica de resultados negativos con su triunfo por 0-2. Ahora, debe refrendar la mejoría en Chapín el domingo (17:00) ante el Cabecense, un equipo recién ascendido que no comenzó bien el curso pero que se ha transformado en las últimas jornadas con el cambio de entrenador y lleva un mes sin perder. Los sevillanos ocupan la plaza  octava plaza con nueve puntos y son asequibles pero a la vez peligrosos.

Rogelio Sánchez llegó al banquillo del Carlos Marchena para ocupar la plaza de Manuel Luque, que logró el ascenso de División de Honor a Tercera pero que no había logrado que el equipo funcionase en las primeras cuatro jornadas de Liga. Encajó tres derrotas ante Xerez CD, Rota y Lebrijana y empató frente al Conil.

La directiva optó por dar un golpe de timón y se fijó en Sánchez. Desde que se hizo con las riendas del plantel sevillano, su equipo no ha perdido. Ha ganado dos encuentros y empatado otros dos.

Se estrenó en casa con una igualada frente al Antoniano, luego ganó en el Antonio Gallardo al Arcos (0-1), repitió triunfo en casa contra Los Barrios y la pasada jornada logró un merecido empate contra el Ceuta, segundo clasificado. De hecho, Pliego consiguió el tanto de la igualada en el descuento.

Rogelio Sánchez ha sabido sacar lo mejor de una plantilla que cuenta con jugadores veteranos y otros muy jóvenes, con ganas de hacer cosas importantes en la categoría.

Un antecedente de triste recuerdo

Ambos equipos sólo se han visto las caras en una oportunidad. Fue en la quinta jornada de la temporada 17/18 en Tercera División. Aquel 23 de septiembre de 2017 nunca lo olvidará José Manuel Camacho.

Su equipo ganó por 2-0 con un doblete de Adrián Gallardo pero el guardameta roteño tuvo que abandonar el terreno de juego a la media hora tras un encontronazo brutal con el delantero Pepelu.

Salió del campo en ambulancia y tuvo que ser intervenido de una fractura de mandíbula. Aunque se recuperó, ya no volvió a jugar más. En parte porque no llegó a recuperarse del todo y también porque el club firmó a Juan Flere para suplirle y lo hizo a la perfección. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios