San Roque-Xerez DFC | Crónica

Sonrojante derrota en el Ciudad de Lepe (5-1)

  • Los azulinos encajan la mayor goleada de su historia y dejan escapar la oportunidad de colocarse segundos

  • Una aceptable primera parte, con una gran ocasión para Mika, da paso a una desastrosa segunda con fallos defensivos de todo tipo

Uribe apostó por Mika en lugar de Antonio Sánchez en el once inicial. Uribe apostó por Mika en lugar de Antonio Sánchez en el once inicial.

Uribe apostó por Mika en lugar de Antonio Sánchez en el once inicial. / @sanroquelepe

Soberano baño en 45 minutos. El Xerez DFC ha encajado en el Ciudad de Lepe ante el San Roque la derrota más sonrojante y abultada de su historia (5-1) y ha perdido la posibilidad de colocarse segundo después de la derrota del Ciudad de Lucena en Utrera.

Los azulinos, víctimas de sus propios errores, aguantaron el tipo en la primera mitad y dispusieron de una buena oportunidad para abrir el marcador en las botas de Mika, pero en la segunda no dieron una en defensa, mientras que los de Antonio Fernández se crecieron y no tuvieron piedad de los xerecistas. 

Avalado por los buenos resultados, Uribe apostó de salida por el once más lógico, con Sergio Narváez en la medular en lugar del sancionado Álex Colorado y por Mika en ataque cubriendo la baja por lesión de Antonio Sánchez

El encuentro arrancó intenso, con presión alta de los azulinos sobre los aurinegros para que no pudieran realizar su juego. Mandaban en el verde pero no terminaban de generar peligro claro. Dos intentos de Jacobo y un lanzamiento de esquina de Bello pusieron en algunos apuros a los leperos.

Los primeros veinte minutos fueron para los xerecistas pero en la recta final del primer periodo los locales se fueron soltando y obligaron a los de Uribe a emplearse a fondo, tanto que Alain se libró de ser expulsado por dos amarillas de milagro, como antes le sucedió a Joel.

Mika tuvo la mejor ocasión del primer tiempo con un tiro que despejó Robador. Mika tuvo la mejor ocasión del primer tiempo con un tiro que despejó Robador.

Mika tuvo la mejor ocasión del primer tiempo con un tiro que despejó Robador. / Xerezdfc.com

La mejor opción para el Xerez DFC la tuvo en sus botas Mika en una contra bien conducida por el Bello a los 36 minutos. Robador se estiró y metió la mano arriba ajustada a la escuadra para mandar a saque de esquina un duro disparo del ariete azulino con la pierna derecha desde la frontal del área.

El segundo tiempo arrancó con un cambio en las filas leperas, Miguelito se quedó en la caseta y entró Abu, y un conjunto local transformado, tanto que en apenas cinco minutos, hizo saltar la banca con dos goles en dos fallos defensivos impropios del Xerez DFC.

David Toro, el más listo de la clase, no desaprovechó una indecisión entre Joaqui y Camacho para abrir el marcador cuando no se había jugado ni un minuto del segundo tiempo. El centrocampista regateó al guardameta xerecista y anotó a placer. 1-0. Minuto 46.

Sin tiempo para recomponerse, llegó el segundo sólo cuatro minutos después. Sergio Narváez resbaló, cayó y entregó un balón claro a Camacho. El capitán aurinegro, seguro en el uno contra uno, deja atrás al meta y anotó a placer. 2-0. Minuto 50.

El desconcierto era total y Uribe sacó todo el arsenal que tenía en el banquillo. Apostó por Casares y Zafra y se marcharon Sergio Narváez y Zafra. El tercer tanto tampoco se hizo esperar demasiado. En esta oportunidad, el jerezano Robert se sacó un buen disparo desde la frontal que Camacho llega a tocar pero el balón se le escapa y acaba dentro (65').

Con el Xerez DFC totalmente desquiciado, el San Roque seguía pisando el acelerador, quería más ante un rival al que nunca le había ganado y seguía generando ocasiones. En una excelente contra de un habilidoso Abeledo la convirtió otra vez Robert a placer. (70').

Con veinte minutos por delante, el cuadro xerecista era un juguete roto en poder de un niño pequeño. La manita la hizo Abeledo con un golazo con la izquierda desde casi la frontal del área. Rubricaba su excelente en el minuto 80.

Mika maquilló el marcador con un bonito tanto de vaselina en el 81' pero ya el desastre estaba consumado y que Ballesteros Peralta pitase el final del partido fue lo mejor y todo un alivio para un cuadro azulino que debe recomponerse para recibir el jueves a Los Barrios en Chapín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios