Andalucía

La familia de Lorca pide el expediente de la exhumación para conocer el protocolo

  • La solicitud de los allegados del poeta podría suponer la ampliación del plazo de alegaciones, que concluye hoy

¿Cómo se garantizará la privacidad una vez que se abra la fosa de Alfacar en la que yacen los restos de Lorca, Francisco Galadí, Dióscoro Galindo y Joaquín Arcollas? ¿Cuál es el protocolo de actuación que la Junta establecerá tanto para esta apertura, como para la identificación y exhumación de las víctimas enterradas en la tumba? Son sólo dos de las múltiples preguntas que en estos momentos se hace la familia Lorca, que ha solicitado a la Consejería de Justicia que le notifique el expediente administrativo abierto para la exhumación a raíz de la solicitud presentada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada, Nieves García Catalán y la familia Galadí.

La petición puede provocar una ampliación del periodo de alegaciones, cuyo plazo concluía hoy, según la resolución que publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía la Consejería el pasado 24 de agosto. Y es que, a estas alturas del proceso, para los herederos de Lorca quedan muchos interrogantes en el aire. Uno de las más importantes es, según fuentes de la propia familia, "qué pasará con los restos de las víctimas cuyas familias no han solicitado la identificación de sus antepasados", como es el caso que les atañe. "No tenemos información, no conocemos el expediente", señalan, con independencia de que una vez que dispongan de la información que requieren, esto se traduzca o no en una alegación.

También les preocupa a los familiares del poeta la privacidad y temen que los trabajos se conviertan en un "circo mediático". Por ello, siempre han solicitado que éstos se desarrollen en la "intimidad", si bien esto es algo que ya ha garantizado el equipo de la Universidad de Granada que se encargará de la prospección.

En todo caso, la postura de los familiares sigue siendo "la misma". La sobrina del poeta, Laura García-Lorca, ya ha asegurado en numerosas ocasiones que respetarían las decisiones de las instancias judiciales, a pesar de estar en contra de la exhumación.

El caso es que del protocolo de actuación que la familia Lorca ha requerido a la Administración autonómica poco se sabe. La Junta anunció a mediados de julio que ultimaba esta norma que permitirá abrir en otoño la fosa de Alfacar. Un anuncio que se produjo apenas unos días después de que la consejera de Cultura, Rosa Torres, asegurara en una visita a Granada que la Consejería de la que es titular no era competente para decidir sobre la exhumación de la citada fosa, al tratarse de un enterramiento contemporáneo, y no arqueológico. La Consejería de Justicia tomó las riendas de este asunto y explicó entonces que se estaba elaborando un marco jurídico para iniciar la excavación. Para ello, se partiría de una adhesión al protocolo sobre exhumaciones que tiene el Gobierno central para elaborar, posteriormente, uno propio y de carácter general que permita abrir este tipo de enterramientos y que podrá aplicarse a las solicitudes de apertura que efectúen otros colectivos o familiares de víctimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios