Andalucía

El PP se moviliza contra el órdago de la Junta con el Metro de Málaga

  • Diputación y Ayuntamiento responden así a la "agresión" que protagoniza, a su juicio, Fomento al impulsar la obra en superficie.

Un órdago para responder a otro órdago. La batalla por el Metro de Málaga gana en temperatura por momentos. Justo el día después de que la consejera de Fomento, Elena Cortés, anunciase que impulsará el paso de los trenes en superficie por la Alameda y el Parque en las próximas semanas, pese al rechazo del Ayuntamiento, el Partido Popular contestó anunciando movilizaciones contra la "agresión" de la Junta hacia "la voluntad de los ciudadanos".

El máximo dirigente de esta formación, a su vez concejal del Consistorio y presidente de la Diputación provincial, Elías Bendodo, radicalizó su tradicional discurso crítico con la Administración regional y planteó pasar de las palabras a los hechos. "Resulta alarmante que la consejera venga aquí a imponer su criterio sin que le importe lo que opinen el Ayuntamiento y los ciudadanos y sin respetar en nada los acuerdos ya existentes en torno a esta infraestructura", dijo, al tiempo que consideró "lamentable" que IU, que gestiona Fomento, "quiera imponerle a los malagueños un proyecto que rechazan absolutamente".

Una negativa, sostienen desde el PP, avalada por más de 50.000 firmas que este mismo partido recogió semanas atrás en el marco de una campaña contraria a la ejecución de un tranvía por el centro urbano. Rúbricas que, a juicio de Bendodo, "no parecen importar" a la Junta, que pretende hacer con la ciudad "lo que les da la gana".

Por ello, sentenció: "Desde el PP no vamos a permitir este ninguneo ni la intromisión por parte de la consejera en las competencias municipales". Y anunció acciones políticas que permitan a los malagueños escenificar su "no rotundo" a la propuesta de Fomento. "No pueden lastrar de esta forma el desarrollo de Málaga por una serie de prejuicios ideológicos de IU y por querer ahorrar dinero, siempre a costa de esta ciudad", apuntó.

"La ciudad ha demostrado otras muchas veces su fuerza a la hora de reivindicar lo que quiere y rechazar lo que no quiere, y el PP va a estar en esta lucha, en la del lado de la voluntad de los ciudadanos y en contra de aquellos que no respetan esta soberanía", añadió. Bendodo denunció el silencio "cómplice" que mantiene el PSOE en esta cuestión y apuntó que mientras en privado algunos de sus dirigentes tachan de "locura" el planteamiento de IU, "no se atreven a decirlo para no contrariar a sus socios de gobierno". "Les preocupa más mantener la estabilidad del bipartito que defender los intereses de la ciudad", opinó. Y reclamó la intervención urgente del presidente de la Junta.

Precisamente, son unas manifestaciones del dirigente regional las que usa habitualmente el alcalde, Francisco de la Torre, para poner en duda la escasez de dinero para acometer el paso por la Alameda bajo tierra, como viene argumentando la consejera de Fomento desde hace meses. Semanas atrás, en pleno conflicto sobre la aportación que la Junta le reclama al Ayuntamiento por su parte de la obra del ferrocarril urbano, el regidor del PP le remitió una carta pidiéndole que pusiera orden en la cuestión. Hasta el momento, la callada por respuesta.

El endurecimiento de las posiciones en el PP parece contar con el beneplácito del equipo de gobierno municipal. El concejal de Movilidad, Raúl López, añadió: "¿Manifestación, si o no? Si hay que llegar a eso, habrá que llegar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios