Andalucía

Unesco premia a Sierra Nevada

  • El organismo internacional destaca su lucha contra el cambio climático

La Unesco ha reconocido el espacio natural de Sierra Nevada como ejemplo de buenas prácticas ante el cambio climático. Es una de las conclusiones de un congreso en el que se ha analizado el trabajo de otras 564 reservas de la biosfera en materia de investigación sobre esta cuestión en el periodo comprendido entre los años 2008 y 2013. Esta distinción se ha producido durante la conferencia internacional celebrada los pasados 27 y 28 de junio en Dresde (Alemania) bajo el lema Reservas de la Biosfera y Cambio Climático, cuyo encuentro forma parte de la celebración del 40 aniversario del Programa El Hombre y la Biosfera de la Unesco, según informó ayer la Consejería de Medio Ambiente.

El organismo internacional ha destacado la labor llevada a cabo en este enclave andaluz a través del Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada, que contiene un exhaustivo programa de seguimiento y numerosos ensayos experimentales en materia de adaptación a la biodiversidad y de los sistemas de aprovechamientos de recursos naturales ante el cambio global.

Todas estas iniciativas serán analizadas en profundidad y divulgadas en el próximo encuentro que se celebrará en Alemania en una conferencia que en esta edición ha reunido en Dresde a políticos, científicos y gestores para discutir el futuro del programa MAB de la Unesco en el contexto del cambio climático. Entre sus objetivos se encuentran restablecer los recursos y estrategias para potenciar el papel que las reservas de la biosfera de 109 países desempeñan en la adaptación y mitigación frente a este fenómeno, así como marcar las líneas de acción para frenar la desaparición de biodiversidad. Sierra Nevada es el único espacio natural español que participa en el proyecto internacional Glochamore (Global Change in Mountain Regions) que desarrolla la Unesco en 28 reservas de la biosfera de los cinco continentes.

El espacio natural granadino, que engloba a un Parque Natural y a un Parque Nacional, está considerado como la frontera más sensible a los cambios medioambientales en el continente europeo y entre las características que la convierten en un enclave de "gran valor" para el estudio destacan su condición de cadena montañosa más alta de la Península Ibérica y unos ecosistemas con numerosas especies de flora y fauna ya desaparecidas en otros lugares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios