Andalucía

Cuatro años y medio de cárcel por entrar a robar en una casa y agredir al dueño

  • El condenado se llevó 700 euros después golpear y maniatar al propietario de la vivienda

La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena de cuatro años y medio de prisión impuesta a un hombre por asaltar una vivienda en la localidad malagueña de Vélez-Málaga para robar, para lo que intentó maniatar a la persona que residía allí. La Sala rechaza el recurso de apelación presentado por la defensa.

Los hechos sucedieron el 26 de diciembre de 2014. Según la sentencia de la Audiencia, el juzgado declaró probado que el acusado fue junto a otra persona, no identificada, a la casa del perjudicado y, tras llamar a la puerta y abrir éste, "le propinó repentinamente un fuerte puñetazo" en la cara.

Al mismo tiempo, le intimidaron a que le entregara dinero, tratando de inmovilizarlo entre los dos asaltantes, para lo que emplearon una cinta adhesiva con la que pretendían sujetar las piernas y una brida para atarle los brazos. La víctima del asalto fue golpeada varias veces, dice la sentencia, por lo que terminó diciendo dónde estaba el dinero.

De esta forma, el acusado y su acompañante, señala la resolución, lograron hacerse con 700 euros, pero no consiguieron inmovilizar totalmente a la víctima, que siguió a los asaltantes cuando iniciaron la huida hasta que cayó al suelo. El hombre sufrió varias lesiones, como traumatismo craneofacial. Por estos hechos, se le condenó por un delito de robo con violencia en casa habitada a tres años y medio de prisión y por un delito de lesiones, a otros año de cárcel. Además, se acordó que indemnizara a la víctima con 640 euros por las heridas y secuelas y pague también la cantidad que se llevó.

Contra esta sentencia, la defensa presentó un recurso, alegando error a la hora de valorar la prueba. Sin embargo, la Audiencia rechazó los argumentos, al precisar que existe la declaración de la víctima y de otros testigos que corroboran los hechos tal y como se declararon probados.

Asimismo, se desestima el recurso en el sentido de no apreciar una toxicomanía, alegada, igualmente, por la defensa, puesto que el informe médico forense señala que el acusado es consumidor esporádico y no presenta signo alguno de trastorno psíquico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios