Naturaleza

Muere un lince atropellado en Calañas

  • El animal habría llegado a la zona, no tan común para el lince, por algún tipo de dispersión desde Doñana o Sierra Morena, o bien formar parte de una población no controlada en la zona

  • Muere atropellado un lince en La Puebla del Río

El animal yace muerto en la carretera El animal yace muerto en la carretera

El animal yace muerto en la carretera / M.G.

Más tristes noticias para la población de linces en Andalucía. Si hace una semana conocíamos que había fallecido uno en La Puebla del Río, atropellado, este día 14 conocemos que otro ejemplar de lince ibérico ha fallecido por atropello, en una carretera entre las localidades de La Zarza y Calañas, en la comarca del Andévalo onubense, una zona de dispersión de la especie.

Fuentes de la Guardia Civil han informado de que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) ha abierto una investigación para aclarar y concretar las circunstancias de la muerte de este animal, del que se desconoce sexo y edad.

Su cadáver ha sido hallado entre el cruce de La Zarza y Calañas y ha sido trasladado ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía, donde se le practicara la necropsia.

El portavoz de Ecologistas en Acción, Juan Romero, ha explicado a Efe, que "se trata de un lince joven del que se desconoce su procedencia pues bien podría ser de la población de Doñana, de Sierra morena o formar parte de una población posiblemente no controlada y que ahora como consecuencia del incendio de Almonaster y las más de 12.000 hectáreas calcinadas se haya visto obligado en la necesidad de trasladarse a otros territorios".

Desde la asociación conservacionista han vuelto a reclamar tras este suceso "la prioridad de establecer una red de corredores ecológicos que vertebre el territorio y, especialmente, lo que son los espacios protegidos y los montes públicos".

El animal en medio de la carretera muerto El animal en medio de la carretera muerto

El animal en medio de la carretera muerto

"Los corredores tienen que ir por la ribera de los ríos, por los arroyos y las cuencas vertientes, ya que sólo así funcionarían como una auténtica autopista pero para animales", ha añadido.

A esto suma la necesidad de un plan de recuperación y de repoblación del conejo de monte que es "la principal causa que ha llevado al lince a esta situación considerada como en peligro de extinción; es la presa clave tanto para el lince y como para una cantidad considerable de pequeños carnívoros".

El confinamiento ha elevado los atropellos de lince ibérico hasta situarse por encima de las cifras habituales, ya que en lo que va de 2020 se han superado los 32 linces atropellados, según WWF, que señala que, sin embargo no han aumentado los puntos negros en las carreteras españolas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios