Andalucía

El 10% de la población vive en zonas degradadas

  • Las áreas más desfavorecidas se enmarcan en ciudades con una alta actividad económica

Comentarios 2

El 2,5% de la población andaluza reside en zonas de situación "muy desfavorecida" y un 8,7% lo hace en zonas "desfavorecidas". Así lo indica el primer estudio a nivel regional sobre la Vulnerabilidad del tejido social de los barrios desfavorecidos de Andalucía: análisis y potencialidades, realizado por la Universidad de Granada .

La investigación, dirigida por la profesora Carmen Egea, desvela que "las zonas deprimidas se ubican en áreas tanto urbanas como rurales pero la redes sociales existentes en estas últimas hacen que los casos urbanos resulten más preocupantes". No obstante, los vecinos de estas zonas muestran interés por la posible mejora de sus vecindarios en un futuro.

Los barrios seleccionados para el desarrollo del estudio han sido Torreblanca, en Sevilla; la barriada malagueña de Palma-Palmilla, Pescadería-Chanca, en Almería, y Cádiz Centro. Egea sostiene que "los cascos antiguos de las ciudades y los barrios periféricos construidos en los 60 y 70 son los más desfavorecidos". "Paradójicamente, cuanto mayor es la actividad económica de una ciudad, mayor es el número de zonas deprimidas que presenta".

Éstos son los resultados de la primera fase del proyecto que financia el Centro de Estudios Andaluces cuyo principal objetivo es catalogar las zonas más deprimidas de Andalucía y analizar el grado de respuesta o fragilidad de las comunidades que habitan en ellas ante un posible cambio de políticas urbanísticas.

La metodología empleada para el desarrollo del proyecto se ha centrado en los datos del censo de 2001, que han sido actualizados con el padrón de 2006. De ellos, se han contemplado 23 variables como el desempleo, la baja renta o la presencia de inmigrantes y personas que viven solas, además del género, la edad o el inmueble en el que residen. La parte cualitativa se ha desprendido del estudio de la aparición de estas comunidades en la prensa para comprobar su grado de asociacionismo vecinal y las distintas iniciativas que desarrollan en ellas las ONG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios