Deportes

La AFE vota huelga

  • El sindicato de futbolistas anuncia que no se jugarán las dos primeras jornadas ligueras hasta que no se llegue a un acuerdo

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) anunció ayer una huelga para las dos primeras jornadas de las ligas de Primera y Segunda División, previstas para el 20 y 27 de agosto.

Así lo comunicó Luis Rubiales, presidente de la AFE, tras anunciar el fracaso de las negociaciones con la patronal, la Liga de Fútbol Profesional (LFP), por el nuevo convenio colectivo.

El motivo principal del desencuentro es la garantía de pago de los sueldos de los jugadores, muchos de los cuales acumulan largos retrasos en el cobro, aunque la LFP no tardó en reaccionar para calificar como "incomprensible" la medida de fuerza.

Rubiales compareció en rueda de prensa respaldado por más de un centenar de futbolistas de la primera categoría del fútbol español, incluyendo rostros tan conocidos como Casillas, Xabi Alonso, Puyol, Cazorla o Llorente. "Los futbolistas nos hemos unido y hemos dicho basta ya. Todos los futbolistas de Primera y Segunda hemos tomado la decisión responsable, firme y unánime de convocar una huelga para la primera y segunda jornada de Liga. No habrá Liga hasta que se firme un nuevo convenio colectivo", aseguró Rubiales.

El presidente de la AFE también recibió el apoyo en persona de los presidentes de los sindicatos de futbolistas de países como Alemania, Italia, Portugal, Francia u Holanda.

Toda esta situación de fuerza es el reflejo de las enormes diferencias que separan a clubes y futbolistas, con las deudas a jugadores como principal reivindicación.

La AFE explicó que si el año pasado se adeudaron 12 millones de euros a cerca de 100 futbolistas, al cierre de la última temporada quedaron por pagar 50 millones de euros a más de 200 jugadores.

Según Rubiales, la LFP decidió unilateralmente el 3 de agosto crear un Fondo de Garantía Salarial "insuficiente" para atender las necesidades actuales.

"Es una situación lamentable. A los jugadores no se les puede pedir más. No queremos más dinero, sino que se cumplan los contratos y que se vele por los compromisos futuros. Queremos que los futbolistas sean tratados igual en un equipo y en otro", añadió Rubiales.

El presidente de la AFE destacó que el sindicato no quiere "únicamente medidas paliativas, sino medidas preventivas".

Además, Rubiales recordó que "en países como Alemania, Inglaterra, Francia o Italia el club que no paga no puede jugar". Y sentenció: "La Liga no comenzará mientras no haya la firma del convenio".

Casillas, capitán del Real Madrid y la selección española, aseguró que el sindicato va en serio.

"A día de hoy no se va a jugar. Rubiales ha hablado en boca de todos. La AFE va a tener las reuniones oportunas para firmar un nuevo convenio. Hay que comprender a la gente que lo está pasando mal. Los números están ahí", explicó Casillas, miembro de la junta directiva de la AFE.

La reacción de los clubes no se hizo esperar y la LFP aseguró en un comunicado que "no comprende" la convocatoria de huelga y apeló a la "responsabilidad" para alcanzar un acuerdo satisfactorio. La LFP explicó que se han alcanzado diversos acuerdos, todos "encaminados a proteger el salario de los jugadores y su pago efectivo, así como en modernizar el sistema de retribución, fomentando el abono de una parte relevante de los salarios en mensualidades".

"La postura de la LFP es en todo momento de avanzar en la negociación", dijo la patronal de clubes. Ahora futbolistas y clubes tienen ocho días por delante para acercar posturas y desconvocar una huelga que pone en interrogante el comienzo de la Liga española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios