Fútbol l Copa del Rey

El Barça vuelve a remontar y se deshace del Atlético

  • Sinama marca primero pero Bojan y Gudjohnsen anotan para los locales

La versión copera del Barça, no tan excelsa como la liguera, demostró su valía y volvió a derrotar al Atlético de Madrid (2-1), tras remontar un resultado adverso, con lo que se aseguró el pase a los cuartos de final de la Copa, donde aguarda el Espanyol, en un esperado derbi barcelonés.

A pesar de la ventaja que traía de Madrid (1-3), el Barcelona jugó para ganar el partido, aunque para ello tuvo que sufrir, remontar el tanto inicial de Sinama Pongolle y darle la vuelta a la situación, algo habitual en los últimos partidos, puesto que ya le ha ocurrido últimamente ante Villarreal, Mallorca y Osasuna, en Liga.

Remontó el Barça con un tanto de Bojan, aún en la primera parte, y otro de Gudjohnsen, en una magnífica acción individual de Andrés Iniesta.

Guardiola, como se preveía, se apuntó a las rotaciones. Dejó a Messi en el banquillo y a Xavi, Eto'o y Henry en la grada. En la delantera, el Barça presentó una tripleta nada habitual (Iniesta, Bojan y Hleb), con la esperanza de que el empuje de la medular (Touré Yayá, Sergio Busquets y Gudjohnsen) le diera presencia en ataque.

El Barça tiene un agujero negro en la defensa de las jugadas a balón parado y Guardiola no parece dispuesto a cambiar de criterio, a pesar de que su equipo encajó el 0-1 de esta manera. Un centro desde la derecha de Simao y un remate de Sinama Pongolle adelantándose a la defensa y a Pinto, el noveno tanto que cede el Barça en una acción similar.

Le entraron las dudas al Barça con el tanto y el Atlético, por una vez, se sintió cómodo en el Camp Nou. La suerte para los locales es que apareció Sylvinho en una jugada de ataque y puso el balón en la cabeza de Bojan Krkic. El joven delantero sorprendió a la pareja de centrales (29') y equilibró el partido, cinco minutos después.

En el minuto 34, falló en un pase lateral y Agüero no aprovechó, en el 38 erró en un control y Simao estuvo a punto de marcar, pero Márquez salvó bajo palos. El uruguayo se convirtió en el protagonista negativo, quiso desaparecer antes los silbidos de los aficionados locales.

A 19 minutos para el final, cambio de protagonistas en la escena. Entró Messi y Agüero, aquejado de problemas físicos, fue sustituido por de las Cuevas y cuatro minutos después el Barça decidió el enfrentamiento. Gudjohnsen decidió con un tiro desde dentro del área. En cuartos, el Espanyol será el próximo rival del Barça, un enfrentamiento que garantiza un equipo barcelonés en las semifinales del torneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios