fútbol lLiga BBVA

El Chivas inflije un correctivo al Barça

  • Los azulgrana controlaron el partido, pero los numerosos cambios y el calor invitaron a la remontada mexicana

El Barcelona sufrió la mayor derrota de su pretemporada, y de la era Guardiola, al perder por 4-1 frente al Chivas de Guadalajara mexicano, dentro del torneo Herbalife World Football Challenge, disputado en la ciudad de Miami.

El partido, que logró batir una asistencia récord en Florida, con 70.080 espectadores, tuvo dos caras muy distintas con un Barcelona que dominó en la primera parte para irse al descanso ganando por 0-1, pero que en los últimos 30 minutos del segundo periodo fue barrido por el Chivas.

No pudo comenzar mejor el partido para los azulgrana, cuando, a los 3 minutos, David Villa recibió un pase de Gerard Piqué, que pilló adelantada a la defensa del Chivas, y batió por bajo al guardameta del equipo mexicano Luis Míchel.

El delantero asturiano y el canterano Carmona pudieron seguir engrosando el marcador culé, pero ambos enviaron sendos balones al travesaño de la portería azteca. Los de Guardiola se gustaban, haciéndose con el balón e imponiendo su juego de toque.

Pero llegó la segunda parte y con ella los cambios. Los catalanes hicieron hasta 11, incluidos los canteranos Sergi Gómez, que compareió en el primer tiempo por Fontás, y Gerard Deulofeu, recientes campeones de Europa sub 19 con la selección de España.

El Chivas, con una mejor preparación física y más adaptado al calor y la humedad de Miami, se encerró atrás y comenzó a salir a la contra, estrategia que tendría su recompensa cuando en el minuto 60, el delantero Marco Fabián sorprendía con un gran disparo a Pinto, que salió como titular.

El gol del empate hundió moralmente a los jugadores del Barcelona, que siguieron controlando y teniendo la posesión del balón, pero el propio Fabián puso el 2-1 en el marcador.

En el 72, Giovanny Casillas ponía el 3-1 para seguir castigando a los de Guardiola, que no conseguían parar las envestidas de los mexicanos, muy enchufados. Por primera vez se vio a un Pep incapaz de reaccionar, que contemplaba a sus pupilos sin saber cómo revertir dicha situación.

La puntilla final llegaría en el descuento, cuando un disparo de Giovanni Casillas rebotó en el pecho de Dávila, cambiando la trayectoria del balón y perforando la meta azulgrana. Con esto, los aztecas infligían la segunda derrota consecutiva para el Barcelona, tras perder el pasado sábado contra el Manchester United en Maryland.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios