Deportes

Clubes históricos lideran una temporada vibrante

  • Zaragoza, Deportivo y Mallorca encabezan la amplia lista de aspirantes a subir. El Jaén, que vuelve tras 11 años, tercer andaluz con Recre y Córdoba.

La Liga Adelante, con equipos históricos como Zaragoza, Deportivo de la Coruña, Mallorca o Sporting de Gijón, y otros que regresan a la categoría como Alavés o Tenerife, promete una temporada vibrante de fútbol en la que el ascenso a la máxima categoría se cotizará muy caro. Tres equuipos andaluces, los ya clásicos Córdoba y Recreativo y el recién ascendido Real Jaén, militan en la categoría, los dos primeros, un año más, con la intención de intentar dar el complicadísimo salto a Primera División.

Los principales candidatos a regresar a la Liga BBVA que acaban de abandonar son el Real Zaragoza, Mallorca y Deportivo. Tres clubes que afrontan el difícil reto de adaptarse cuanto antes a la categoría de plata para soñar con la vuelta a Primera.

Junto a ellos, también deberían ser candidatos al ascenso conjuntos como el Sporting, que sigue confiando en el técnico José Ramón Sandoval, o la Unión Deportiva Las Palmas, que ya jugó promoción la pasada campaña y cayó ante el Almería.

Alcorcón y Hércules, confirmada su continuidad en la Liga Adelante tras sus problemas administrativos, también serán equipos a tener en cuenta para las plazas altas de la clasificación.

Una de las incógnitas de la temporada estará en saber cómo reaccionan a la marcha de sus jugadores más destacados Real Madrid Castilla y FC Barcelona B, que seguirán liderados desde el banquillo por Alberto Toril y Eusebio Sacristán, respectivamente. Sin sus referentes, el punta madridista Jesé Rodríguez y el azulgrana Gerard Deulofeu, su base siguen formándola jóvenes valores que destacan en categorías inferiores.

Las dos revelaciones de la última temporada, Girona y Ponferradina, buscarán seguir asentándose en la categoría, aunque esperan mejorar la buena campaña realizada para volver a estar en el grupo de elegidos para luchar por el ascenso.

Dos temporadas le costó al Tenerife volver a Segunda y esta campaña, con Álvaro Cervera en el banquillo, quiere olvidar los problemas de antaño y afianzarse en la categoría para iniciar el regreso a Primera en un futuro no muy lejano. Otro histórico como el Alavés, que las últimas cinco temporadas disputó la Segunda B, cuenta con un proyecto ambicioso y muy renovado con el que espera no pasar apuros para lograr la permanencia.

También vuelven a Segunda el Real Jaén, once temporadas después de su descenso, y el Eibar, que vivió una travesía de cuatro años por la categoría de bronce.

Idéntico objetivo persigue el Real Murcia, que confió en el técnico Julio Velázquez para que no ocurra lo de la pasada campaña, cuando el equipo finalizó cuarto por debajo y no descendió porque el Deportivo Guadalajara ya lo había hecho administrativamente.

Conjuntos como Mirandés, Sabadell, Numancia y Lugo, que parten de inicio con el objetivo principal puesto en la permanencia, esperan formar parte de ese grupo de dos o tres equipos que todas las temporadas ejercen de revelación para luchar por el ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios