Fútbol | División de Honor

Javi Rivas cree que el Jerez Industrial mereció el empate frente al Coria

  • El técnico blanquiazul lamenta el gol encajado en el último minuto "en un fallo de niños chicos"

Javi Rivas, técnico del Jerez Industrial, cree que su equipo mereció el empate ante el Coria.

Javi Rivas, técnico del Jerez Industrial, cree que su equipo mereció el empate ante el Coria. / Miguel Ángel González

El Jerez Industrial abrió la Liga en División de Honor el sábado con una dolorosa derrota en el Pedro S. Garrido ante el Coria. Los blanquiazules perdieron con un gol en el último minuto y tras uno de los pocos fallos defensivos que cometieron durante todo el encuentro.

Javi Rivas, técnico industrialista, lamenta la derrota porque "hicimos un trabajo encomiable. Les aguantamos bien hasta que llegó el gol en el último minuto. Fue en un fallo defensivo nuestro de niños chicos en un balón largo. Botó el balón varias veces hasta que se lo llevó el delantero y eso es incomprensible en esta categoría".

Resignado, añade: "No queda otra que seguir trabajando para corregir esos errores de cara a que no se vuelvan a repetir. Tácticamente, todos los chavales lo hicieron muy bien a excepción de ese fallo técnico en la última jugada. Ese balón no debe botar ahí nunca en defensa, pero son cosas que pasan hasta en partidos de Primera División".

Bajo su punto de vista, por los méritos de unos y otros, lo más justo "hubiese sido el empate, aunque un punto sirve de poco en esta categoría. Hay que sumar de tres porque todavía no sabemos si bajan siete, ocho o diez equipos. Hay que evitar el peligro para lograr el objetivo y poder disfrutar".

"Les tuvimos muy controlados, en la primera parte hasta pudimos marcar"

El encuentro se lo esperaba tal y como se desarrolló "ante un gran rival, al que le deseo lo mejor, hicimos un trabajo encomiable si se tiene en cuenta todo lo que nos sucedió durante la pretemporada y que tenemos un equipo muy joven, con muchos cambios respecto al pasado curso. Insisto, fue bastante triste que nos metieran ese gol desafortunado en el último momento".

El Coria es uno de los grandes favoritos al ascenso y también esperaba que "nos apretara, tuviese más ocasiones, y, salvo la falta que estrellaron en el larguero, el resto de oportunidades llegaron más por fallos nuestros que por elaboración de ellos".

El encuentro tuvo dos partes diferentes. El preparador portuense subraya que "en la primera mitad, les tuvimos muy controlados y hasta pudimos haber marcado. En la segunda, llegamos de forma más esporádica. Les teníamos muy estudiados y sabíamos que ellos a sus jugadores más peligrosos los dejaban lejos de la portería y que maniatándoles teníamos mucho ganado".

Por último, también le supo mal la derrota "por el buen ambiente que había en la grada. La afición estuvo perfecta, a ver si en el próximo partido ganamos para dedicarle el triunfo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios