Deportes

Larrivey y Sergio hunden al Barça

  • El Celta sorprende a los de Luis Enrique, que encadenan su segunda derrota y pierden el liderato en favor del Madrid Hasta cuatro disparos de los azulgranas se estrellaron en el poste

Un gol de Larrivey en la segunda mitad, la gran actuación del meta Sergio y los palos -hasta un total de cuatro hicieron los azulgranas- dejaron al Barcelona sin liderato y dieron la primera victoria del Celta (0-1) en el Camp Nou en la historia de la Liga.

El Celta salió a buscar al Barça desde el primer minuto y los de Luis Enrique aceptaron sin problemas un intercambio de golpes, convencidos de que su calidad les bastaría para llevarse el choque. No obstante, sin Xavi ni Iniesta en el campo, los locales se olvidaron de la pausa y renunciaron a domar el partido para enredarse en un eterno correcalles en el que Neymar, Messi y Luis Suárez camparon a sus anchas.

Suárez, en su debut en el Camp Nou, hizo casi todo bien. Cada vez que intervenía mejoraba la calidad de la jugada o habilitaba a algún compañero. Sin embargo, se olvidó de protagonizar su papel de finalizador. No le fueron mejor las cosas a Neymar y Messi, quienes tuvieron media docena de ocasiones claras de inaugurar el marcador sólo en la primera mitad. En algunas de ellas se encontraron con un Sergio felino. En otras, el larguero repelió sus disparos.

Al Celta parecía no importarle la facilidad con la que llegaba el Barça, pues eso le permitía acercarse con celeridad y casi sin esfuerzo a la portería de Claudio Bravo. Con el rival partido en dos, el conjunto gallego aceleraba en la transición, buscando la banda de Nolito o algún desmarque de ruptura de Larrivey. El argentino lo probó a la media vuelta, pero Jordi Alba desvió el balón. Nolito también tuvo la suya en una falta que envió por encima de la meta local.

A los de Eduardo Berizzo les faltaba precisión en los metros finales, pero aun así hacían sufrir a un Barcelona poco reconocible, cuyos delanteros parecían además peleados con el gol. Y es que la segunda mitad empezó con otro balón al palo de Neymar, que remató a bocajarro un centro desde la izquierda de Jordi Alba.

Para colmo de males culés, el Celta marcó el 0-1. Un mal despeje de Daniel Alves, que no le ganó ni un solo duelo a Nolito, acabó en las botas del ex delantero azulgrana, que habilitó de tacón a Larrivey para que éste batiera de primeras a Bravo con un tiro raso y ajustado al palo.

El golazo celtista dejó tocado al Barça, que estuvo bastantes minutos sin oler la portería rival. Suárez tuvo el empate en la recta final, pero se encontró con otro paradón de Sergio, mientras que Messi estrelló otro tiro a la cruceta en una falta lejana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios