Mundial de baloncesto

Lituania, primer semifinalista tras vencer a Turquía (73-61)

  • Seibutis y Valanciunas lideraron el triunfo de los bálticos, a los que les costó imponerse sobre la pista.

La selección de Lituania se ha ganado este martes el billete para la semifinal de la Copa del Mundo con su triunfo ante Turquía (73-61) en el Palau Sant Jordi de Barcelona, en un duelo igualado hasta el último cuarto que rompieron los lituanos con su juego exterior -Seibutis y Pocius al frente- y sacando de quicio a una Turquía huérfana de acierto, que se fue sepultando con el paso de los minutos. Pese a que Turquía intentó recuperarse al final, se le hizo demasiado tarde. Permitir un parcial de 8-0 en los minutos finales es dar demasiada cancha a una Lituania que claramente iba de menos a más. Empezó genial Valanciunas, y cuando se apagó aparecieron los de la batería exterior, sobre todo Renaldas Seibutis y Martinas Pocius. El último parcial (26-17) fue claramente lituano, dejando en el marcador lo sucedido en la pista.

Los otomanos tuvieron al enemigo en casa, pues el alero Seibutis acaba de firmar por el Darüssafaka & Dogus de la liga turca. Sus triples y entradas en el último cuarto animaron a la grada del Sant Jordi, con clara superioridad verde. Tras sufrir contra Nueva Zelanda en octavos, que estuvo a punto de dar la sorpresa, Lituania mejoró ante un rival de más entidad, y supo aguantar firme al final para certificar su pase a semifinales.

Pero Lituania entró fría al partido, únicamente Valanciunas fue capaz de anotar (6 puntos de inicio para él), y tuvo que ir a remolque. Poco a poco fue encontrando la manera de frenar a Preldzic, Asik o Güler -por lo menos de paliar la sangría que les provocaban entonces- y, en ataque, la irrupción del exmadridista Darjus Lavrinovic fue clave para que los lituanos cogieran la iniciativa. De un +8 para Turquía mediado el primer cuarto (6-14) con un matazo de Güler a la contra, se pasó ya tras el descanso, nada más salir de nuevo ambos equipos a la pista, al +8 para Lituania (36-28), con triple de Maciulis. Para llegar a esta situación, activó Lituania su gran arma histórica, el triple, y en los tres seguidos de Lavrinovic tuvieron su punto de inflexión.

Pero Turquía demostró ante Australia en octavos de final que lucha hasta el final, y que son un equipo conjuntado como pocos. De nuevo, con un parcial de 0-12 después de ese triple de Maciulis en el arranque del tercer cuarto, se pusieron arriba y mostraron a Lituania que, de abusar únicamente del triple, podían quedarse fuera de la Copa del Mundo. Y tomaron nota los de Jonas Kazlauskas. Y eso que siguió viendo bastantes triples anotados el conjunto lituano, pero en más de cinco minutos del tercer periodo solo anotó dos, y nada más. De hecho, al final del tercer periodo, únicamente anotaron gracias a 4 triples y una canasta final. Sin Valanciunas, descansando, y sin que los gemelos Lavrinovic hicieran daño dentro, fue Turquía la que cogió las riendas, con Arslan fino en el tiro libre y Güler a las riendas, esperando siempre a que Preldzic apareciera cuando hiciera falta.

Se intuía un partido igualado, y se cumplió la premisa hasta que quiso Lituania. Al final se entró en los diez últimos minutos con el marcador en un puño, 47-44 para los lituanos, y la sensación de que costaría romper la igualdad. Finalmente, Seibutis se encargó de empezar a aguar la fiesta a Turquía y prácticamente él solo hizo despegar a los suyos, con Maciulis y Pocius formando una coalición ya imparable.

FICHA TÉCNICA:

LITUANIA: Juskevicius (3), Maciulis (9), Seibutis (19), Motiejunas (2), Valanciunas (12) --cinco inicial--; Pocius (13), D.Lavrinovic (11), Jasaitis (2), K.Lavrinovic (-), Jankunas (2), Vasiliauskas (-).

TURQUÍA: Arslan (12), Güler (9), Preldzic (10), Gönlüm (13), Asik (11) --cinco inicial--; Osman (2), Akyol (-), Hersek (-), Tunçeri (-), Savas (4), Aldemir (-).

PARCIALES: 13-18, 20-10, 14-16 y 26-17.

ÁRBITROS: González (ESP), Seibel (CAN) y Viator (FRA). Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Sant Jordi, Barcelona, 9.752 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios