Deportes

Rosberg tendrá que purgar sus pecados en Monza

  • Mercedes permitirá competir a sus dos pilotos, pero no quiere que se repita lo acontecido en Spa

El líder del Mundial, Nico Rosberg (Mercedes), cuestionado tras el incidente con su compañero y principal rival, Lewis Hamilton, en el circuito de Spa-Francorchamps, intentará reivindicarse en Monza, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Italia.

El alemán fue el único responsable del abandono de Hamilton, lo que desembocó en una reprimenda pública por parte de sus jefes en Mercedes. Además, su controvertida actuación allanó el camino hacia la victoria de Daniel Ricciardo (Red Bull), que ya suma tres triunfos en lo que va de temporada, y evitó que las balas plateadas sumaran un nuevo doblete, que de haberse consumado sería el séptimo del año.

Rosberg, abucheado por el público en el podio de Spa, que de inicio afirmó no tener claro qué había pasado, acabó reconociéndose culpable después de que Mercedes llamase de nuevo a capítulo a él y a Hamilton, que en Hungría desoyó las órdenes de equipo de dejar pasar a su compañero.

Toto Wolff y Niki Lauda, máximos responsables de la escudería, afirmaron que sería la última vez que consentirían un incidente similar. Así las cosas, a los dos pilotos no les quedó más remedio que entender que por encima de sus intereses siempre estarán los de Mercedes.

No obstante, el líder del Mundial deberá purgar sus pecados en Monza, el templo de la velocidad. Una pista legendaria de la que, pase lo que pase, saldrá como primer clasificado de la general, aunque se espera un nuevo contraataque de Hamilton.

Tradicional feudo ferrarista, la Scuderia festejó su último triunfo en la pista lombarda en 2010, gracias a Fernando Alonso, segundo el año pasado por detrás de Sebastian Vettel (Red Bull), que ese día enchufó la directa hacia la que acabaría siendo su cuarta corona consecutiva.

Alonso, que también ganó en Monza en 2007 (con McLaren) y fue segundo (con Renault) en 2005, viene de hacer séptimo en Bélgica, después de haberse exhibido en Hungría, donde fue segundo. El asturiano es cuarto en el Mundial, con 121 puntos, 11 más que Valtteri Bottas (Williams), que en Spa subió por cuarta vez al podio. Alonso es el único que ha puntuado en todas las carreras este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios