Deportes

San Antonio, de Duncan a Parker

Manu Ginóbili miraba tenso en el proyector el segundo cuarto del séptimo duelo Miami-Indiana. Tim Duncan trabajaba en silencio. Tony Parker repartía sonrisas y abrazos a los periodistas franceses. Los minutos previos al inicio de la final de la NBA reflejaron las diferentes personalidades de las estrellas de San Antonio, quizás el secreto de la química entre los tres.

Parker, de 31 años, es el más joven de los tres amigos y por ello ha asumido el mando de los Spurs tras un relevo generacional aceptado por él, dirigido por Popovich y tutelado por Duncan. Con todo lo injusto y erróneo que es etiquetar con un apellido a un conjunto como los Spurs, que esta noche (2:00) buscan asestar el segundo golpe a los Heat, la regeneración texana se ha basado en el crecimiento de Parker.

"Estaban Duncan y Robinson. Ellos eran los líderes. Yo tenía que esperar mi momento", recordó Parker sobre sus inicios en el equipo, su traslado de París a Texas y las lágrimas que le causó el a veces duro Popovich, convertido ahora casi en un padre. El galo siempre estuvo bajo sospecha por su supuesta falta de dureza y por su estatus de celebridad fuera de ella fruto de la relación ya terminada con Eva Longoria.

Hace menos de un año estuvo a punto de perder la visión del ojo izquierdo cuando un trozo de cristal le impactó al verse envuelto accidentalmente en una pelea entre el cantante Chris Brown y el rapero Blake en un club de Nueva York. Pese a la desconfianza, Parker fue el MVP de la final de 2007 y fue creciendo resguardado por la larga sombra de Duncan y el carácter enérgico de Ginóbili.

Hace dos años, cambió todo. "Cuando Popovich me vio con la selección en 2011, me dijo: 'Quiero que juegues así ahora. Timmy y Manu se están haciendo mayores. Necesitas dar un paso más", contó el base. Parker aceptó el reto, hasta el punto de liderar al equipo a una final seis años después en busca de su cuarto anillo y el quinto de una franquicia que sin cambiar el bloque ha modificado muchas cosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios