fútbol primera andaluza

Tropiezo blanquiazul

  • El Jerez Industrial, que falla un penalti, sufre ante el Chiclana la primera derrota de la temporada

  • Pitu, meta visitante, infranqueable

El Jerez Industrial sufrió la primera derrota de la temporada al caer ayer en La Juventud frente a un Chiclana que sacó el máximo partido a lo poco que expuso sobre el césped: un tiro entre los tres palos, un gol y a nadar y guardar la ropa, perdiendo tiempo en algunos momentos de forma descarada y que obligó al colegiado a tirar de tarjetas en más de una ocasión. Luego, Pitu se erigió en el mejor de los rojillos con tres acciones decisivas para el marcador final: le detuvo a Pascu un mano a mano; paró un penalti a Jesús Vega y metió la manopla lo justo para desviar un disparo de Salvi que hubiera significado, ya en el tiempo de descuento, el empate.

Porque lo más justo, visto el partido de estos dos claros aspirantes al ascenso, hubiera sido el empate. Pero en el fútbol lo que importa es estar acertado en ambas áreas y ayer el que lo estuvo fue el Chiclana.

Los locales lo intentan pero el Chiclana se muestra como un equipo bien organizado

El choque entre industrialistas y chiclaneros, dos de los equipos llamados a pelear por el ascenso, prometía. Paco Cala apostó por el 4-4-2, regresando Nando al once inicial y colocando arriba a Pascu y López. El signo del partido pudo cambiar a los 11 minutos en la jugada más clara de los locales en toda la primera mitad. Poley metió el balón al espacio a Pascu, éste puso el cuerpo para quitarse de encima a Suazo y fusiló a Pitu, que respondió con una gran parada. Tres minutos después llegó el 0-1 en una buena jugada por la banda derecha del Chiclana. Alfonso profundizó, de tacón la puso atrás, llegó Óscar sacándose un disparo raso que cazó Pablo en el segundo palo. Los locales protestaron entendiendo que había fuera de juego pero el tanto subió al marcador. Dos minutos después, Óscar estuvo a punto de sorprender a Fabio, pero su derechazo se iba rozando el larguero.

El partido entró entonces en una fase en la que el Industrial llevaba la iniciativa pero sin demasiada profundidad. Falcón bajaba al centro del campo para iniciar las jugadas pero los de Cala se empeñaban en entrar por el centro y ahí la defensa chiclanera paraba todas las acciones. Hasta el descanso sólo destacó un lanzamiento de falta de Poley que Pitu sacó sin muchos apuros.

Tras el paso por vestuarios, Cala quitó del campo a López y dio entrada a Méndez, pasando a jugar con tres centrales con la intención de abrir el campo con Nando y Selu Olmo, pero no fue el día ni de uno ni de otro. El lateral derecho, recién salido de una pequeña lesión, pareció jugar con el freno de mano echado como temiendo a romperse de nuevo. Aún así, los locales pudieron meterse en el partido a los diez minutos de la reanudación gracias a un penalti. La acción tuvo su origen en una falta desde la linea de tres cuartos del ataque local que sacó Poley. En el intento de remate, un defensa visitante agarró a Pascu mientras que Domingo, en una acción fortuita, cayó sobre la rodilla de Manzorro, que se tuvo que retirar. Tras varias protestas, Jesús Vega tomó la responsabilidad. El centrocampista no ajustó demasiado el disparo, a la izquierda de Pitu, quien adivinó la trayectoria y despejaba sin que nadie del equipo industrialista acertara a recoger el rechace.

A partir de entonces, poco más se jugó en La Juventud. El Chiclana decidió encerrarse atrás y los locales no encontraban la manera de perforar la tupida defensa de los de José María Román. Entre los incontables cambios volantes (que en la mayoría de ocasiones no sirven para otra cosa que para perder tiempo), las pérdidas de tiempo de los chiclaneros y el poco acierto de los de Paco Cala fueron pasando los minutos. El técnico lebrijano mandó zafarrancho de combate dando entrada a Güiza -sustituyendo a Nando- y a Salvi y Álex. El Industrial tomó riesgos atrás pero tampoco estaba el Chiclana para muchos trotes en un partido que hizo mella por el tremendo calor de la tórrida tarde. Ocho minutos descontó el colegiado y en el 95' pudo llegar el empate que hubiera hecho algo más de justicia pero el zapatazo de Salvi lo envió a córner Pitu, un valladar insalvable en la tarde de ayer.

En conclusión, el Chiclana sale líder de La Juventud igualado a puntos con el Balón, los dos únicos que lo han ganado todo en las tres primeras jornadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios