XEREZ deportivo

La venta se aplaza un mes más

  • Morales y Nuchera acuerdan convocar una Junta General Extraordinaria para inscribir en el registro la ampliación de Gil Silgado, aprobar las cuentas anuales, cesar al consejo y nombrar uno nuevo

Comentarios 6

Un mes más. El particular culebrón de la compraventa del Xerez prosigue su curso y de momento tendrá treinta días más de capítulos. Al menos eso se desprende de las palabras de Joaquín Morales en el día de ayer tras reunirse por la mañana con Francisco Nuchera. El empresario nazareno se entrevistó con el ex consejero del Betis en Sevilla acompañado de su vicepresidente y director general, Antonio Fernández Monterrubio, y su abogado, Andrés Hernández.

Durante casi tres horas estuvieron dialogando las partes, tratando de buscar una solución definitiva a este espinoso asunto que empieza a resultar monótono para el xerecismo.

Una vez acordadas las cantidades de compraventa (que en principio se pagarán en varios plazos), el siguiente paso, fundamental para el grupo de Francisco Nuchera, radica en poner al día las cuentas del Deportivo. En este apartado conviene recordar que Antonio Fernández, vicepresidente de la entidad, lleva varios meses trabajando en la inscripción en el registro de la ampliación de capital que en su día realizó José María Gil Silgado, donde quedaron muchas acciones sin nominar.

Para acabar con este problema es necesario convocar Junta General Extraordinaria de Accionistas, algo que desde el club se pretende hacer a principios de la semana que viene. Siguiendo la normativa legal, una vez convocada la Junta habrá que esperar un mes para su celebración, de ahí que la demora sea esta vez por un mes más.

En esa Junta General Extraordinaria de Accionistas se tiene previsto aprobar las cuentas anuales, y posteriormente deberá dimitir el actual consejo de administración y nombrar al nuevo consejo y presidente, consumándose de esta forma la llegada de Francisco Nuchera y su grupo al Xerez Deportivo. Esta situación ya se vivió hace cuatro años, precisamente con la entrada de Morales en el club.

La principal razón para que los derroteros vayan por esta junta radica en que en caso de acordar la venta a día de hoy, Morales seguiría siendo presidente hasta dentro de un mes, por lo que Nuchera sería extraoficialmente dueño de un club cuyo registro no se corresponde con la realidad.

Joaquín Morales se refirió a la reunión mantenida ayer diciendo que "ha quedado todo muy definido y sólo resta esperar los plazos que marca la ley para dar los pasos definitivos".

El máximo accionista del club reiteró que "soy el primer interesado en vender, pero quiero hacerlo bien y que todo salga muy clarito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios