tenis wimbledon

Un verde con incógnitas

  • Federer, que podría ganar su 19º Grand Slam, acapara más focos que Nadal, Djokovic y Murray

  • El liderato de la ATP está también en juego

Un verde con incógnitas Un verde con incógnitas

Un verde con incógnitas

¿roger Federer ganando su octavo Wimbledon y su décimo noveno Grand Slam? ¿Rafael Nadal volviendo a triunfar en hierba? ¿Cambio en el número uno mundial? ¿Andy Murray y Novak Djokovic regresando a su mejor nivel? Junten todas esas posibilidades en una coctelera y lo que sale será un torneo de Wimbledon de emociones ilimitadas que arranca hoy en Londres.

La primera mitad de la temporada tuvo a Federer y Nadal como absolutos protagonistas. Mientras, Murray y Djokovic mostraban más dudas de las previstas. Así arranca el tercer grande del año, en el que hay incógnitas y una certeza, que Federer, a un mes de los 36 años, vuelve a ser el principal favorito.

8Torneos. De ganar en Londres, Federer superaría los siete triunfos de Sampras y Renshaw

Siete veces campeón sobre la hierba londinense, el suizo regresó a las pistas en enero tras seis meses parado por una lesión. En Australia ganó su decimoctavo Grand Slam, antes que Indian Wells y Miami. Tras saltarse el circuito de tierra batida, volvió en el césped en Stuttgart, donde perdió en el debut, y una semana después logró su noveno título en Halle con una exhibición en la final.

"Estaré fresco, eso es lo positivo de no haber jugado en tierra", señaló Federer, quien con un octavo título en Londres desempataría con los siete de Pete Sampras (1993-1995 y 1997-2000) y Williams Renshaw (1881-1886 y 1889).

Algunos sueñan con otra final entre Federer y Nadal en Wimbledon, donde se midieron por el título en 2006, 2007 y 2008. La última de ellas es para muchos el mejor partido de tenis que se jugó en la historia: ganó el español por 6-4, 6-4, 6-7 (5-7), 6-7 (8-10) y 9-7 tras casi cinco horas.

Nadal aterriza en Londres sin ningún torneo de hierba en sus piernas desde 2015, pero con kilos y kilos de confianza tras ganar este año Montecarlo, Barcelona y Madrid antes de hacerse en París con su décimo título.

"Veremos qué pasa este año", dijo Nadal, que, aunque rey de la arcilla, jugó cinco finales seguidas en Wimbledon. Sin embargo, lleva sin pasar de octavos desde 2011 y sus rodillas sufren mucho en la hierba, en la que todo pasa en un abrir y cerrar de ojos.

Nadal, actual número dos mundial, tiene además la posibilidad de salir de Londres en la cima de la lista, terreno que no pisa desde junio de 2014. Lo hará seguro si llega a la final, pero también tiene opciones incluso perdiendo en octavos.

No obstante, para perder en la cuarta ronda y escalar al liderato necesita un descalabro de Murray, Djokovic y Wawrinka. El británico, defensor del título y doble campeón, es el actual número uno y se aseguraría seguir en ese puesto llegando a la final.

Wawrinka, tercero del escalafón, necesita ganar el único Grand Slam que le falta para subir por primera vez en su carrera al número uno, mientras que Djokovic es el único que no depende de sí mismo: tiene que ganar y que ni Murray ni Nadal alcancen las semifinales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios