Comercio

Los artesanos tienen voz propia

  • El objetivo del I Congreso de Artesanía de Andalucía ha sido analizar la situación del sector, los retos presentes y recoger propuestas y contenidos para el Plan de Modernización de la Artesanía.

En Andalucía, la artesanía constituye un sector productivo de relevancia creciente por ser un generador de empleo, poseer un elevado valor etnológico, estético y artístico, a la vez que establece sinergias directas con otros sectores económicos, como el turismo y el comercio.

Es teniendo en cuenta este contexto -y con el fin de otorgarle voz a los artesanos y artesanas de nuestra región-, por lo que se desarrolló la semana pasada el I Congreso de Artesanía de Andalucía, un encuentro que reunió a 140 artesanos y donde se analizó la situación actual y los retos de futuro del sector artesanal.

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, repasó los últimos datos oficiales publicados por parte del Ministerio de Industria sobre artesanía (2010), en los cuales, la región andaluza representa el 15,3% del total de talleres artesanos nacionales, aportando el 25,6% de la producción artesana total a nivel estatal.

Con o sin datos, comentó Rodríguez, "podemos afirmar sin error alguno, que la artesanía andaluza tiene el privilegio de cumplir la importantísima función de transmisión y mantenimiento de nuestro acervo histórico-cultural y de nuestras sabidurías tradicionales, a la vez de poseer la cualidad de la innovación continua para adaptarse a los constantes retos presentes y futuros". Así pues, añadió el consejero, "el objetivo de este congreso no es otro que poner en valor un sector económico muy importante para nuestra comunidad autónoma, con una enorme capacidad de crear riqueza y generar producción a partir de la materia prima".

Reconocimiento

Frente a la monotonía y globalización de los productos industrializados, argumentó el consejero, "la artesanía nos ofrece la heterodoxia y diversidad de lo inimitable, de forma que en cada pieza, en cada obra artesanal, podemos encontrar un trozo de esta tierra". Así lo pone de relevancia un registro de oficios artesanos que es uno de los más amplios y diversos del territorio nacional, ya que cuenta con 159 oficios artesanos reconocidos que se puede consultar en la página web de la Consejería de Turismo y Comercio. En esa línea, ya se cuentan con ocho Zonas de Interés Artesanal reconocidas en este momento. "Más de 1.300 artesanos y artesanas inscritos en nuestro registro y 34 maestras y maestros artesanos reconocidos oficialmente. Números que esperamos sigan incrementándose, pero números tras los que hay miles de horas de esfuerzo, sacrificio, estudio y dedicación", reconoció Rodríguez.

Vinculadas a estas zonas, se van a impulsar también las Rutas de Interés Artesanal, con la idea de que la producción artesanal sea un elemento más para potenciar el atractivo turístico de Andalucía. "Estas rutas, especialmente atractivas por su producción artesanal, se convertirán a su vez en atracción turística y complemento de nuestra oferta turística. Al mismo tiempo, se consigue que los visitantes puedan ser un elemento de riqueza en las zonas del interior favoreciendo la propia competitividad y negocios del sector".

Marca de calidad

Otra de las líneas en las que se está trabajando desde la Consejería de Turismo y Comercio -tutelada por Izquierda Unida (IU)- es la creación de la marca Andalucía de Calidad Artesanal. Se trata de un sello colectivo que podrán utilizar todas y todos los artesanos andaluces, cumpliendo una serie de requisitos, de forma que este distintivo de solvencia sea garantía de calidad, de origen andaluz y de fabricación artesanal.

De esta forma, reseñó Rafael Rodríguez, "los clientes podrán distinguir los productos puramente artesanales de aquellas imitaciones u otros artículos cuya elaboración o procedencia sean diferentes y puedan suponer una amenaza o una competencia desleal para la actividad genuinamente artesanal".

La futura marca -que se espera que esté operativa en verano- contribuirá así a un mayor reconocimiento de esta actividad al hacer más visible el posicionamiento de los productos y podrá traducirse en reclamo, diferenciación y atractivo de ventas. Sin embargo, este distintivo no tendría sentido o entidad propia si no fuera porque existe un trabajo y una dedicación ampliamente reconocida de nuestros artesanos y artesanas de Andalucía. De ahí, la necesidad de ponerlos en valor a través de la garantía que ofrece la marca artesana, que se conviertan en un reclamo turístico y comercial, ayudando a los profesionales a posicionar sus productos tanto en nuestro mercado nacional como en los mercados internacionales.

En esta línea, añadió la directora general de Comercio, María del Carmen Cantero, "el sector artesanal andaluz es un sector con un elevado nivel de internacionalización. De hecho, una gran parte de la producciones artesanales de Andalucía van directamente a la exportación, lo cual pone de manifiesto la fortaleza de este sector en la actualidad". Una fortaleza que aumentará, insistió, "con la marca de calidad, de ámbito internacional, que ayudará a posicionar nuestro producto dentro y fuera de nuestras fronteras".

De las aportaciones y conclusiones de esta jornada intensiva, se van a obtener los mimbres con los que, desde la Dirección General de Comercio y la propia Consejería de Turismo y Comercio completarán los contenidos y políticas del nuevo Plan de Modernización de la Artesanía 2014-2017. Algo muy importante, concluyó Cantero, porque "será un plan que va a marcar todas las líneas estratégicas, la ruta en materia de artesanía de Andalucía en los próximos cuatro años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios