Economía

Una formación de excelencia que mejora las posibilidades de empleo

  • El Programa de Consorcios Escuela de Formación, desarrollado por la Consejería de Empleo, beneficia tanto a empleados como a desempleados · Desde 1991, han pasado 11.160 alumnos por sus cursos

Dinamizar la inserción laboral de la población activa andaluza y generar empleo de calidad son las premisas del Programa de Consorcios Escuela de Formación para el Empleo que, desde 1991, es organizado por la Consejería de Empleo. El objetivo final de este programa es apostar por la creación de un modelo formativo de excelencia que sirva de trampolín profesional tanto a empleados como a desempleados de la comunidad autónoma. En este periodo de 19 años desde la creación de los consorcios, se han formado 11.160 personas, cuyas iniciativas han germinado en la creación de 360 empresas.

Para la consecución de este fin, la Consejería de Empleo colabora con las corporaciones locales en el diseño de una oferta formativa altamente especializada, adecuada y adaptable a las necesidades de cualificación profesional demandadas por el mercado de trabajo. En consecuencia, se trata de una mejora en la empleabilidad de la población activa andaluza, un refuerzo de la competitividad de las empresas y la creación de empleo.

Actualmente, hay creados 14 consorcios que configuran la denominada Red de Consorcios Escuela de Formación para el Empleo de la Junta de Andalucía, y que cuentan con Centros de Formación Profesional Ocupacional altamente especializados y orientados al desarrollo de un sector de la actividad económica relevante en el lugar donde se ubica el consorcio.

Así, se han especializado por un lado, en sectores de actividad económica tradicionalmente relevantes en Andalucía como el Mármol en Fines (Almería), la Madera en Encinas Reales y Villa del Río (Córdoba), la Joyería en Córdoba, la Artesanía en Gelves (Sevilla), la Rehabilitación del Patrimonio Histórico en Granada, la Soldadura y Técnicas Industriales en San Fernando (Cádiz), o la Hostelería y el Turismo en toda Andalucía con centros en la costa (Islantilla (Huelva), Cádiz, Málaga, Benalmádena y Mijas) y en el interior (Baeza (Jaén). Por otra parte, se han constituido dos consorcios en actividades emergentes como son el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, situándose el primero en El Rocío, (Huelva) y el segundo en el Parque Tecnológico de Andalucía, en Málaga.

Uno de los elementos más interesantes para el alumnado es el alto contenido práctico de la formación que recibe. El alumno se familiariza, desde un principio, con situaciones muy parecidas al entorno real que se va a encontrar en el mercado laboral. El éxito logrado con la aplicación de este modelo formativo queda reflejado en el alto índice de inserción del alumnado conseguido así como en el elevado número de empresas creadas por antiguos alumnos. Desde la constitución de los diferentes Consorcios Escuela hasta la actualidad la media de inserción profesional del alumnado es muy elevada, alcanzando el 78% de media.

Este modelo formativo se caracteriza por ser un ejemplo de formación de calidad, por ello se mantiene un proceso de mejora continua en todos sus ámbitos de influencia. Por un lado, el programa actualiza permanentemente sus centros, incorporando nuevas tecnologías para una formación más cercana al entorno laboral posterior. También se actualizan constantemente los medios didácticos y la implantación de los certificados de profesionalidad. La Red de Consorcios tiene proyección internacional, a través de la participación de sus alumnos en proyectos europeos relacionados con el empleo, tales como Iniciativas Comunitarias, (EQUAL) proyectos de intercambio con centros homólogos, etc.

Además de la formación específica propia de una ocupación, el modelo contempla acciones de acompañamiento a la formación que aportan alto valor añadido y contribuyen a aumentar la empleabilidad del alumnado. Entre dichas acciones destacan la impartición de cursos de idiomas, de nuevas tecnologías aplicadas a cada sector, de prevención de riesgos laborales, o para la obtención de carnés/permisos profesionales (como el de manipulador de alimentos).

Los consorcios ofrecen la posibilidad a los mejores alumnos de participar en un programa de movilidad realizando un periodo de prácticas en otro país de la Unión Europea. En definitiva, todas las acciones están orientadas hacia el aumento de la empleabilidad de los alumnos en una sociedad que demanda profesionales más versátiles y mejor preparados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios