Economía

La banca reduce la inyección urgente en Abengoa a 300 millones y pide garantías

  • Las entidades acreedoras rebajan los 450 millones que pidió la empresa y exigen compromisos para que ese préstamo no se quede "enterrado"

La banca acreedora de Abengoa ha rebajado a unos 300 millones de euros la necesidad de liquidez de 450 millones solicitada por Abengoa hasta marzo y ha pedido garantías a la empresa antes de concederle esta asistencia financiera, indicaron ayer a Europa Press fuentes participantes en las negociaciones.

Los bancos tienen la percepción de que, si no existen garantías suficientes por parte de Abengoa, la liquidez de emergencia quedará "enterrada" y sin opciones de recuperación. Si la empresa sevillana acaba en concurso de acreedores, esta deuda no resultará privilegiada en el reembolso y corre el riesgo de quedar impagada, indican las fuentes consultadas.

Otra fuente, también participante en el proceso, señala que los bancos manejan una cifra de necesidad de liquidez distinta a los 450 millones solicitados por la empresa. En concreto, las entidades calculan que la empresa necesita entre 70 y 80 millones de euros mensuales hasta marzo, de modo que la asistencia financiera rondaría, efectivamente, los 300 millones de euros.

Los bancos, KPMG y Abengoa, representada por la firma Álvarez & Marsal, mantendrán mañana miércoles una reunión acerca de las garantías para la concesión de la liquidez, al tiempo que trabajan en la definición de un mapa de la deuda de la empresa.

Fuentes de Abengoa indicaron que, tras la reunión de trabajo del pasado viernes con los principales bancos y KPMG, la compañía sigue trabajando "intensamente" para completar en detalle este informe de la deuda y el mapa bancario. KPMG emitirá su informe a la banca en la primera parte de esta semana.

Como parte del actual proceso y de la "intensa labor de ajuste de la compañía", Abengoa firmó el pasado viernes, a instancias de la banca, un contrato con Álvarez & Marsal para avanzar en el plan de reestructuración y viabilidad, además del nuevo plan estratégico ya anunciado, con el objeto de mantener el valor de la compañía y su actividad.

La semana pasada, la banca acreedora de Abengoa celebró su primera reunión, en la que acordó crear un G7 para liderar la negociación en el preconcurso de la compañía. Éste estará formado por los cincos bancos españoles principales acreedores de la empresa andaluza -Banco Santander, Caixabank, Bankia, Banco Sabadell y Banco Popular-, HSBC y Calyon.

Abengoa había solicitado formalmente una semana antes ante un juzgado de Sevilla el preconcurso de acreedores, con el que dispondrá de un plazo de cuatro meses para negociar una solución con sus acreedores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios