Feudos electorales en Jerez La fidelidad hecha voto

  • Hay zonas que, elección a elección, votan mayoritariamente al mismo partido

  • El PSOE tiene su feudo en la zona rural

  • El PP lo tiene en la avenida Domecq, aunque Ciudadanos y Vox le acechan

Los nueve candidatos a la Alcaldía de Jerez, en una imagen tomada en la Sala ArteaDiario, de Diario de Jerez. Los nueve candidatos a la Alcaldía de Jerez, en una imagen tomada en la Sala ArteaDiario, de Diario de Jerez.

Los nueve candidatos a la Alcaldía de Jerez, en una imagen tomada en la Sala ArteaDiario, de Diario de Jerez. / Miguel Ángel González

Resulta obvio decir que cada elección es distinta y que hay que tener cuidado con las extrapolaciones de resultados entre citas con las urnas de distinta condición. No en vano, un repaso rápido por el histórico de escrutinios así lo atestigua pero hay zonas de Jerez donde el voto apenas varía elección tras elección.

Hay enclaves que son verdaderos feudos donde, presente quien se presente y a la cámara que lo haga, sus vecinos siempre eligen la misma papeleta. Son graneros de votos seguros que ayudan a sustentar una victoria y, sobre todo, amortiguan las malas jornadas electorales.

Desde 2015, se han celebrado seis citas electorales (dos autonómicas, tres generales y unas municipales), a las que en apenas una semana se sumarán otras dos por una nueva cita con las locales y con las europeas. Analizando los resultados mesa a mesa de estas seis últimas citas electorales, se corrobora la fidelidad de algunas zonas de la ciudad con algunos partidos.

El Jerez rural, socialista

El PSOE sabe que, pase lo que pase, los votantes de la zona rural son un seguro para sus registros. Muestra de ello fueron las elecciones municipales de 2011, donde los socialistas, dirigidos entonces por Pilar Sánchez, se dieron el mayor batacazo al perder no solo una mayoría absoluta sino al quedarse con solo cinco concejales. A pesar de eso, el grueso de las mesas del extrarradio siguió siendo fiel a la candidatura socialista. En aquella ocasión, de las 10 urnas donde más porcentaje de voto obtuvieron, siete estaban en la zona rural.

Pero esta es una constante en el escrutinio socialista. Este partido no sabe lo que es bajar del 55% de los votos en los últimos seis comicios en mesas de Gibalbín, El Torno, Nueva Jarilla, en algunas mesas de Guadalcacín y en San Isidro del Guadalete.

Ya en el núcleo urbano, el PSOE suele obtener sus mejores porcentajes de voto en algunas secciones de la zona sur de la ciudad. En las municipales de 2015, por ejemplo, la mesa con un mejor registro porcentual fue una en las que votan parte de los empadronados en Federico Mayo, una urna que también le ha dado más del 50% de las papeletas en las generales y en la autonómica que se celebraron después. Mesas de los residentes de San Telmo y del Mopu suelen estar también entre las más que más respaldo dan a los socialistas elección tras elección.

El idilio del PP con la avenida Domecq

Hablar del granero de votos populares es hablar de las avenidas Álvaro Domecq y Andalucía y su entorno donde suelen repetirse victoria tras victoria. Por cierto, este feudo cuenta con un plus pues suelen ser las que registran los mayores índices de participación con porcentajes que suelen superar el 65% con facilidad.

En los últimos años, solo ha habido una vez que el PP no logró la victoria parcial en sus dominios. Fue en las autonómicas del pasado mes de diciembre donde Ciudadanos logró la hazaña de arrebatarle este feudo a los populares por apenas 16 votos de diferencia, una proeza, aunque el PP volvió a recuperar su posición de privilegio cuatro meses más tarde en las generales del pasado 28 de abril por poco más de 160 sufragios.

Ahora bien, el PP ha perdido terreno en este granero en favor no solo de Ciudadanos sino especialmente de Vox, a tenor de los resultados de los últimos sufragios. Así el Partido Popular obtuvo en los dos últimos comicios más del 35% de las papeletas de las mesas de los vecinos de El Bosque, plaza del Caballo, calle Manuel de la Quintana y aledaños de Domecq, Divina Pastora, Parque Capuchinos y Torres de Córdoba. Sin embargo, en las municipales de 2015 y en las generales tanto de 2015 como 2016 los porcentajes en estas mesas superaron el 55%.

En el centro histórico, el PP cuenta con mesas fieles como son las de los residentes del entorno de plaza de las Angustias, la plaza de la Estación (está incluido en el casco histórico a efectos censales) o el entorno de la plaza de la Asunción.

La zona oeste está a la izquierda del PSOE

Analizando de manera conjunta los votos obtenidos por Ganemos e Izquierda Unida en las municipales de 2015 y por Podemos e IU (ya sea concurriendo por separado o en coalición) en las siguientes citas electorales, se corrobora que el mayor porcentaje del electorado que opta por una formación que está a la izquierda del PSOE se encuentra mayoritariamente en la zona oeste de la ciudad (distrito 3) y algunos barrios de la zona sur (distrito 7) y este (seis).

Bien es cierto que, comparando las 25 mesas con mayor porcentaje de voto de izquierdas, no existe apenas coincidencia entre las municipales de 2015 y las posteriores citas. En cambio, sí hay cierta correlación en los resultados de las tres generales y la cita autonómica celebradas con posterioridad.

Esto se debe que Ganemos Jerez logró unos magníficos resultados en varias mesas de la zona este en 2015, donde llegó a superar el 33% de las papeletas contabilizadas en algunos colegios, unos porcentajes que Podemos e IU no han logrado alcanzar en estos mismos sitios en citas posteriores. Esto ocurrió en La Canaleja, Parque Atlántico, el Pago de San José, El Rocío y El Pinar u Olivar de Rivero, por citar algunas.

Eso sí, a la coalición de izquierdas le son muy fieles, con porcentajes que superan el 25%, en mesas de Picadueña Baja, Eduardo Delage, La Plata, Santo Tomás de Aquino o Puertas del Sur.

Ciudadanos llama a la puerta

Tanto las autonómicas de diciembre como las generales de abril han mostrado que Ciudadanos está en ascenso en Jerez. Es más, se ratificó que ya se ha hecho su hueco en parte del distrito de la avenida Domecq y de la avenida de Andalucía, de tendencia conservadora de manera histórica, y en algunas zonas residenciales del este de Jerez.

Eso sí, el avance de la formación naranja se aprecia especialmente en los porcentajes obtenidos en sus mejores mesas. Si en las municipales de 2015 solo logró superar el 20% de las papeletas en la mesa de un colegio, en las últimas autonómicas superó con holgura el 30% en una treintena de mesas, un avance que le permitió ser la fuerza más votada aquella jornada en toda la ciudad.

Ciudadanos ya tiene un hueco entre el electorado de los habitantes de Pozoalbero, de parte de El Altillo o de la barriada de Las Flores, que han mantenido la fidelidad con este partido en las últimas citas. También le ha ocurrido lo mismo a los residentes de Nuevo Chapín, parte de La Canaleja, o la barriada El Pimiento, ya en la zona este. Y es la zona sur es reseñable la lealtad de los vecinos de parte de Puertas del Sur y de la zona residencial de Sherry Golf con la formación naranja.

La irrupción de Vox

Vox ha pasado en tres años de obtener poco más de 222 votos en Jerez a más de 15.000, unas cifras muy a tener en cuenta de cara a la cita electoral del próximo domingo. Hablar de feudos de esta formación es aún aventurado pero sí es cierto que sus mayores concentraciones de voto se han producido en las mesas con tendencia histórica al voto conservador —de hecho, el principal damnificado de su ascenso ha sido el PP—. La Plaza del Caballo, Torres de Córdoba, la zona de Hipercor, las inmediaciones de la calle Manuel de la Quintana y el residencial El Bosque fueron zonas donde esta formación superó el 15% de los votos en los colegios electorales de estas zonas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios