Elecciones municipales

Jerez: Las elecciones municipales más fragmentadas

  • Ningún partido maneja el escenario de alcanzar la mayoría absoluta en Jerez

  • Hasta seis formaciones tienen posibilidades reales de obtener representación

  • Más de 166.000 jerezanos tienen derecho a votar en esta jornada electoral

Una empleada municipal instala las urnas en la mesa del complejo deportivo de Chapín. Una empleada municipal instala las urnas en la mesa del complejo deportivo de Chapín.

Una empleada municipal instala las urnas en la mesa del complejo deportivo de Chapín. / Pascual

Más de 166.000 jerezanos están llamados hoy a las urnas en las elecciones municipales para elegir a los 27 concejales de la corporación municipal para los próximos cuatro años.

Todos los partidos coinciden en que estos comicios son los más abiertos desde hace bastante tiempo y que el próximo gobierno de la ciudad, que tomará posesión el 15 de junio —día que se elegirá al nuevo regidor o regidora—, dependerá de las sumas de dos o tres formaciones. Nadie confía, por tanto, en alcanzar los 14 concejales, que dan la mayoría absoluta en el Ayuntamiento jerezano.

La fragmentación del arco político de la derecha y de la izquierda ha propiciado que en el próximo mandato pueda haber hasta seis formaciones con representación en el Salón de Plenos. Nunca antes en Jerez se habrá dado tanta atomización en el Salón de Plenos de la calle Consistorio.

La fragmentación de la izquierda

El objetivo del PSOE que lidera Mamen Sánchez pasa por ser la fuerza más votada en estas elecciones —solo ha ganado una vez, en 2007— y que las sumas con otras fuerzas le permitan seguir gobernando. Todo lo que no sea eso será considerado un fracaso para la agrupación socialista jerezana.

Por ello, ha centrado su campaña en el mejor aval que tiene, la gestión de estos cuatro años. Su candidata ha insistido en estos 15 días de campaña en hablar de “normalización” de la vida municipal y de “paz social” en la ciudad. También, en los últimos días ha apelado a la concentración del voto progresista en torno a su candidatura frente a “las tres derechas”.

Mientras tanto, de nuevo habrá dos formaciones situadas ideológicamente a la izquierda del PSOE con posibilidades de acceder al Ayuntamiento. Ganemos Jerez, tras el susto por la aparición de una candidatura fantasma con su mismo nombre (anulada por la Justicia, por cierto), camina en solitario desde hace años tras el desencuentro con Podemos, partido que le apadrinó hace cuatro años. Kika González tiene el reto de mantener viva la llama de la agrupación de electores. Mientras, la formación morada concurre junto a Izquierda Unida bajo la marca Adelante Jerez, con Raúl Ruiz-Berdejo como cabeza de cartel.

En 2015, Ganemos e IU lograron siete concejales (cinco y dos, respectivamente) y más de 21.000 votos. La incógnita está en saber cómo se repartirá el electorado de izquierdas entre ambas candidaturas este domingo.

La derecha fragmentada

El PP de Antonio Saldaña, que aspira a ser por tercera vez consecutiva la fuerza más votada en Jerez, se ha esforzado durante la campaña en apelar al “voto útil” para hacer frente al PSOE en un llamamiento al votante perdido que en otras elecciones ha optado por otras formaciones, no solo por Ciudadanos sino especialmente por Vox.

También, con el objetivo de hacer frente al deterioro nacional de la marca popular —la muestra palpable son los malos resultados obtenidos tanto en las autonómicas como, especialmente, las últimas generales— ha apostado por un discurso donde se ha apelado continuamente al orgullo jerezano.

Ciudadanos, con su candidato Carlos Pérez, por su parte, se muestra convencido de que puede tener un papel decisivo en la conformación del próximo gobierno de Jerez. Su optimismo se sustenta en las últimas citas con las urnas donde superó al PSOE en una ocasión y al PP en dos. Hoy esas expectativas tienen que ratificarse porque no ser llave será sinónimo de decepción en la sede de la formación naranja.

Vox, mientras tanto, es otra de las grandes incógnitas de estas municipales. Los 10.000 votos obtenidos en las autonómicas y los 15.000 de las generales hace menos de un mes refrendan que esta fuerza política debe tenerse muy en cuenta entre el grupo de ‘novatas’ con posibilidades de obtener representación. Ahora bien, ¿será capaz mantener ese apoyo hoy?. En Jerez, superar las 5.000 papeletas prácticamente garantiza la representación en el Ayuntamiento.

Los pactos postelectorales

No hay formación que concurra a estas elecciones que niegue que obtener una mayoría absoluta en la jornada de hoy es una entelequia por lo que desde esta misma noche todos harán sumas de ediles una vez se conozcan los resultados definitivos.

En campaña, los pactos postelectorales han estado muy presentes y, aunque los candidatos han recurrido al tópico “pacto con los ciudadanos”, ninguno ha descartado acuerdos futuros con las formaciones ideológicamente afines. Eso sí, es muy pronto para hablar de pactos de investidura o de legislatura.

El PSOE ha lanzado gestos de agradecimiento hacia Ganemos e Izquierda Unida por su “colaboración” durante este mandato. No en vano han sido los socios preferentes del grupo de gobierno de Mamen Sánchez durante estos cuatro años, salvo los meses donde se tensó la relación durante un fallido proceso de negociación para alcanzar un acuerdo de gobierno. Por lo tanto, si les da la suma, el PSOE buscará a las formaciones de izquierdas para seguir en la Alcaldía.

Ahora bien, tampoco se puede descartar un pacto entre PSOE y Ciudadanos. Al contrario que en las generales y autonómicas, la formación naranja no ha impuesto vetos a cualquier tipo de acuerdo con los socialistas, al menos en Jerez, por lo que tanto unos como otros tienen esta vía como un posible ‘plan b’ si, claro está, juntos alcanzan los ansiados 14 concejales.

Ciudadanos tampoco descarta un acuerdo con el PP, si se diera el caso. Ahora bien, el discurso del partido de Carlos Pérez se ha centrado en argumentar que, aunque hace cuatro años fueron la cuarta fuerza en 2015, se han celebrado recientemente dos elecciones donde han superado los 20.000 votos. Por lo tanto, dicen estar en disposición de poder competir con PP y PSOE, a priori, las formaciones llamadas a ganar estas elecciones.

Finalmente, el PP sabe, que sus posibilidades de volver a la Alcaldía pasan por poder sumar con Ciudadanos. En cuanto a llegar a algún acuerdo con Vox, el candidato ha mostrado su convencimiento en algunas entrevistas en varios medios de comunicación de que esta formación, que le ha restado votos en sus principales feudos en Jerez, no logrará la ansiada representación municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios