2011 Elecciones

El PP comienza a repartir las competencias entre sus electos

  • Loaiza insiste en que está dispuesto a gobernar en minoría aunque tiende la mano al resto de formaciones · "Todos tienen las puertas abiertas, con las condiciones del PP"

Comentarios 8

Atendió a los medios de comunicación, todavía con resaca electoral, y después se sentó con su nuevo equipo -el que forman los nuevos concejales electos del PP- para debatir el futuro reparto de competencias en el Gobierno municipal que se forme a partir del 11 de junio. Sin perder tiempo, José Loaiza, alcaldable popular -y previsiblemente nuevo alcalde de San Fernando tras el pleno de toma de posesión del próximo mes-, se había reunido por la mañana con Javier Arenas, presidente regional de la formación. Por la tarde, lo hizo con los miembros de su candidatura que formarán parte de la futura Corporación Municipal isleña. Para adelantar trabajo. Para que todos tuvieran claras sus atribuciones a partir del día 11, explicó el también presidente provincial del PP.

El reparto de las áreas municipales se produce ya, a grosso modo, puesto que los populares están convencidos de que será su cabeza de lista quien ostente el cargo de alcalde a partir del pleno de toma de posesión. Incluso, "mañana mismo [por hoy], los concejales de barrio que han estado en la calle durante la campaña retomarán esta tarea, que se mantendrá en el Gobierno, desde el diálogo y la cercanía con la gente", aseguró José Loaiza. Se inicia esta actuación a estas alturas porque el partido confía en que otras fuerzas políticas mantengan las promesas realizadas durante la campaña electoral. "Otros han firmado un documento para no pactar con una fuerza política", señaló, en referencia a la postura socialista de que no había posibilidad de acuerdo con el PA después de los comicios locales. Pero, además, desde las filas populares se baraja la opción de gobernar en minoría, sin llegar a ninguna alianza.

Eso no supone que no pueda haber pacto con otras formaciones, dejó claro. De hecho, reiteró su intención de tender la mano al resto de partidos con nueva representación en el Ayuntamiento. ¿Incluido el PA?, se le cuestionó. No excluye a nadie, insistió.No ha habido ningún contacto por el momento. Pero, cómo no, fue tajante con las directrices de un posible acuerdo: "El PP marca el camino. No habrá intercambio programático. El programa de gobierno será el nuestro. Serán nuestras condiciones". De cualquier forma, afirmó que aceptaría las propuestas buenas de los otros partidos, a los que pidió apoyo y lealtad institucional, comentario que dirigía directamente a los socialistas.

Las cuestiones ligadas a otras administraciones y que se han puesto sobre la mesa como promesas durante la campaña centraron parte de la intervención. Ahora espera que los proyectos comprometidos por otras administraciones y los partidos que las gobiernan se hagan realidad. Que se desbloquee definitivamente, como se anunció hace unos días, el acceso de la CA-33 al polígono de Fadricas. "Que sea verdad", dijo. O que se forme la comisión para el desarrollo de los polvorines ya.

Precisamente, su primer contacto como alcalde será, según las palabras del dirigente popular, con la ministra de Defensa, Carme Chacón, a la que remitirá una carta para mantener un encuentro con ella, dados los asuntos que este Ministerio tiene pendientes con la ciudad, ya sea el mencionado desarrollo de polvorines o la compatibilización de los suelos de Camposoto para uso militar pero también turístico.

El posible alcalde de San Fernando desde el 11 de junio valoró, por otro lado, los resultados cosechados en las urnas el pasado domingo: "Somos los más votados, con todo lo que se ha dicho durante esta campaña. Han sido 14.128 votantes los que han confiando en el PP para cambiar la ciudad en los próximos cuatro años. Un dato histórico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios